MIS ULTIMOS 30 DIAS

My graph

VERDADES COMO PUÑOS

"Una mala carrera es un buen entreno". Nacho Cáceres


viernes, 20 de mayo de 2011

Zapatillas para el Mediterráneo (y escenas atlánticas)

Creo que es de justicia rendir un pequeño homenaje a las distintas zapatillas que utilicé en la preparación y disputa del Maratón del Mediterráneo 2010. Me estoy volviendo un "profesional", desde el 19 de Julio que inicié el entrenamiento específico hasta el 24 de octubre, día de la competición, he utilizado 5 modelos distintos :-) De hecho, desde hace unos meses mantengo siempre 3 pares activos ( ahora son 4, ya que hace poco estrené unas zapatillas "voladoras" Adidas Adizero Mana 5, para competición de media distancia. Y en la recámara dispongo de unas Asics Nimbus 12 que me regaló la marca). Todos ellos - excepto las Asics, un regalo - los adquirí en la tienda Bikila de Barcelona, donde descubrí su peculiar e interesante método de hacerte probar simultáneamente dos zapatillas distintas. Es decir, te calzas en un pie un modelo, y en el otro pie uno distinto. El resultado es sorprendente: percibes al instante las diferencias en comodidad, ajuste... Empecemos pues, este sentido homenaje a mis compañeras de fatigas y kilómetros:

SAUCONY PROGRID RIDE 2




(23.09.2009 - 30.07.2010). 1.209 km. 327 grs. 104 €


El día que las compré me las probé junto a unas Adidas Ride (con este modelo corrí mi primer maratón, el maratón BCN 2008) y unas Asics Landreth. Pedí un modelo de Saucony porque mi querido Toni De las Heras me había hablado maravillas de esta marca. Lo cierto es que al probármelas, las encontré mucho más cómodas que las otras dos, y no me lo pensé más. Con ellas corrí un mes después la Maratón del Mediterráneo 2009 y, en marzo 2010, la maratón de Barcelona. Siempre han respondido a la perfección, nunca me han dado ningún problema. Son zapatillas de pisada universal, uno de los modelos estrella de Saucony pero no el top: ese honor corresponde a las Triumph. A pesar de su gran flexibilidad, comodidad y durabilidad, las zapatillas no son eternas... Como sabéis los runners, incluso con estas zapatillas de alta gama y, por tanto, de larga durabilidad, hay que ser precavido. Se aconseja cambiarlas cuando ya han recorrido 1.000 kms, o cuando ya llevas un año usándolas (la fecha más cercana de las dos). Yo las "estiro" un poco más, ya que como voy alternando pares, las pobrecitas tienen sus descansos entre entrenos. Prescindir de ellas a los 1.200 kms me parece razonable. Así que el 30 de julio, mis queridas Saucony Ride 2 fueron depositadas al lado de un contenedor en la localidad gallega, de Cangas do Morrazo, encantador pueblo costero de la ría de Vigo donde en los dos últimos años he iniciado mi entrenamiento para el Maratón de Octubre. Del Atlántico al Mediterráneo...




Vista aérea de Cangas do Morrazo. ¡Qué maravilla correr por el litoral hasta llegar a la playa de Liméns!




Por ese precioso sendero hasta Liméns. A la derecha, un túnel para peatones que lleva a Cangas



Praia de Liméns. El paraíso. Final de mi recorrido


BROOKS GLYCERIN 7



(25.11.2009 - 8.11.2010). 1.205 kms. 331 grs. 104 €


Este modelo de Brooks, que es su tope de gama para pisada neutra, no recuerdo "contra" que zapatillas lo probé. Pero desde el primer momento me dio la impresión de que se me ajustaba como un guante al pie. La marca me la sugirió mi querido compañero, y atleta de pro, Gaspar. Pedí probarme unas Saucony Triumph, pero el vendedor ni siquiera me las sacó, porque se dió cuenta enseguida de que yo preciso de una horma más ancha que la Triumph. Además, el precio de esta Brooks está realmente bien para ser la más alta de la gama. En otras marcas, hay que soltar 150 € aproximadamente. Fueron unas buenas compañeras de entrenamiento; una vez alcanzado el final de su vida útil las doné en la Maratón de Barcelona. Con ellas no llegué a disputar ningún maratón. Las utilicé en la 1/2 Maratón de Barcelona 2010, pero como durante los últimos kms de la prueba me salieron ampollas, decidí no arriesgar, y las Saucony Ride 2 tuvieron el honor de repetir maratón. Así que estas excelentes zapatillas han tenido que retirarse sin ser probadas en la prueba reina, pero con ellas realicé mi mejor marca en media maratón en 2010. Seguró que repitiré algún día las Glycerin.




BROOKS LAUNCH PRO




(13.05.2010- ¿?). 569 kms hasta la fecha. 259 grs. 91 €.





Disponía ya de dos pares de zapatillas, pero después de leer algunos artículos sobre zapatillas mixtas y pensando en las carreras de 10 kms de primavera-verano, me decidí por adquirir unas. Me las probé "contra" unas New Balance y unas Mizuno, pero ya venía predispuesto para las Brooks Launch, además de que me gusta mucho su estética, aspecto al que yo le doy su importancia. Los comentarios de los articulistas eran muy elogiosos, y algún corredor que ví con ellas puestas también me habló maravillas. El "truco" es que para ser una zapatilla mixta, aporta bastante durabilidad y amortiguación. La parte trasera de la suela es muy generosa; en general, las zapatillas de competición suelen ser mucho más finitas. Da gusto calzarlas, por su ligereza. Hasta ahora las he utilizado exclusivamente para competiciones del 10 kms y para entrenamientos rápidos, sean series de velocidad o carrera contínua intensa, a ritmos por debajo de 4' 00" / km. No obstante, interrogué a dos corredores que las llevaban en Media Maratón y Maratón, y los dos estaban satisfechos. El primero iba a hacer la Media de Sant Cugat 2010 a un ritmo promedio de 4' 00", mientras que el segundo las calzó para la maratón del Mediterráneo 2010 con un tiempo de 3:17 ("Glups! - pensé - ese es un ritmo muy lento para estas zapatillas, 4' 40" /km).


Quizás soy muy conservador, pero en la información que yo tenía de estas zapatillas, las recomedaban para carreras de 10 kms, o bien ritmos de competición cercanos a 4' 00", más bien por debajo. Y en la tienda incluso me comentaron que podía usarlas para media maratón, mientras estuviesen bastante nuevas. La verdad es que he corrido muy a gusto con ellas; esa sensación de ligereza es impagable. Con ellas he conseguido mis mejores marcas en 10 kms, y mi mejor marca en medio maratón. Me atreví a calzarlas en la Media Maratón de Barcelona, a pesar de estar ya cercanas a la que estimo puede ser su vida útil (600 kms). Funcionaron bien, aunque en los últimos kms de la carrera la verdad es que eché en falta algo más de amortiguación.


SAUCONY PROGRID ECHELON 2


(8.08.2010 - ¿?). 957 kms hasta la fecha. 345 grs. 125 €.

Jubiladas las Saucony Ride, había que ir a buscar sus sustitutas. Como siempre, pedí modelos de Saucony además de alguna otra marca, y tampoco recuerdo cuales fueron sus rivales en la elección. Tampoco había mucho donde elegir, ya que era agosto, y las marcas suelen reservar sus lanzamientos de temporada para septiembre. Estas Saucony no son especialmente bonitas, pero a cambio ofrecen muchísima amortiguación. Desde la primera tirada larga a la que las saqué, me dí cuenta de que en las bajadas de mi circuito tobogán habitual, me sentía seguro y protegido (como decía la publicidad de Evax. Seco también, aunque imagino que los calcetines van empapados). Pero también tuve otra sensación: no sólo esos gramitos extra, apenas perceptibles, pero esta zapatilla es como una zapa "tanque": fuera efecto psicológico o no, no me veía compitiendo con ella puesta. Así que enseguida pensé en que, antes de jubilar las Glycerin, compraría otras zapatillas destinadas a correr la maratón.


La Echelon 2 es cómoda, muy ancha para lo que es habitual en Saucony. De hecho, está pensada para "alojar" a corredores más bien pesados, y la horma es ancha para acoger plantillas personalizadas (ese lujo al que aún no he sucumbido). Es una zapatilla de gran amortiguación y durabilidad, a cambio de ser muy poco flexible. Por ello, esta zapa la destino exclusivamente para entrenamiento, y en particular, para tiradas largas y carrera contínua suave. Eso sí, me acompañará durante decenas de entrenamientos: como mínimo da para aguantar 1.500 kms, y probablemente les querré alargar su vida útil algunos kms más. Conviene, porque aquí nos hemos ido ya a los 125 €...


SAUCONY PROGRID RIDE 3


(28.09.2010 - ¿?). 683 kms hasta a fecha. 326 grs. 116 €.

Habiendo decidido que las Echelon 2 eran demasiado "tocho" para competir, fui a buscar un cuarto par de zapas destinadas a sustituir a las Brooks Glycerin 7, a las que les quedaban pocos kms de vida. Puesto que había adquirido recientemente unas Saucony, pedí otras marcas, para comparar. Y me probé unas Brooks Glycerin 8, y unas Asics Gel Nimbus 12. Ambas zapatillas son tope de gama de pisada neutra, y yo me las probaba, y dudaba, y dudaba... Entonces me sacaron las Ride 3, y recordando mi satisfacción con las Ride 2, además de su aspecto espectacualr, con ese color salmón eléctrico, enseguida me ganaron. Tuve que pedir el número 9 1/2 americano, cuando siempre uso el 9. Pero es que esta zapatilla es más estrecha que su antecesora la Ride 2. Y de hecho, llegando apenas a la mitad de su vida útil, se le empezó a pelar la parte exterior que da a los dedos meñiques.


En cualquier caso, son unas magníficas zapatillas. Seguro que volveré a tener unas Ride. Para mí tienen el equilibrio perfecto entre amortiguación y flexibilidad. Con ellas he corrido la Maratón del Mediterráneo 2010 y Barcelona 2011. No creo que lleguen para Mediterráneo 2011, probablemente ese honor corresponderá a las Asics Gel Nimbus.

jueves, 5 de mayo de 2011

Donde las dan, las toman










Desde hace unos meses, tengo la desgracia de ser el presidente de la comunidad de propietarios de la finca donde resido. A las molestias inherentes al cargo se une una época de mucho trabajo y responsabilidad, ya que afrontamos la restauración de la fachada, amén de intervenciones diversas que ni me apetece relatar ni creo que interesen un ápice a mis queridos lectores.



El caso es que, como presidente, recibí hace unas semanas una carta de la comunidad de propietarios de la finca de al lado, en la que se quejaban de una serie de cosas. Traduzco la carta del original catalán. Ah, me he tomado la libertad de sustituir el nombre real de la calle por otro. Puesto que a Xavi Hernández, el maravilloso futbolista del FC Barcelona - en mi humilde opinión uno de los mejores centrocampistas de la historia del fútbol - tarde o temprano le dedicarán una calle, me he tomado la libertad de tomar prestado su nombre a tal efecto. La carta decía así:

"Señores,

Siguiendo instrucciones de la Junta de Propietarios, nos ponemos en contacto con ustedes como admistradores de la finca de la c/ “Xavi Hernández 416” para trasladarles las quejas de la Comunidad que administramos, ya que algunos de los vecinos de número 418 se dedican a tirar deshechos, colillas, preservativos usados y otras porquerías al patio de la finca del 416. Estamos seguros de que entenderán el malestar de nuestros vecinos y que harán lo posible para que estas situaciones tan desagradables no vuelvan a repetirse. Agradecemos de antemano su colaboración y aprovechamos la ocasión para saludarlos muy cordialmente. Atentamente, R.B.P."

Una carta muy correcta, pero que de inmediato suscitó mis ganas de respuesta. Días después, contraataqué con una misiva. Mi querida esposa, a pesar de estar comprensiblemente cansada de mis paridas y pretendidas gracias habituales, después de tantos años junto a mí, la verdad es que al leer mi respuesta se rió con muchas ganas. Es por ello que creo que mi carta puede valer la pena leerla, y por eso la publico aquí. Incluyo el original catalán y también su traducción. La carta está "pensada" en catalán, imaginándome que soy una suerte de Quim Monzó, en su vertiente más sarcástica. Monzó es una de mis autores favoritos, y disfruto incluso más de sus columnas en La Vanguardia que de sus relatos; releo de vez en cuando algunos artículos suyos que me han hecho reir muchísimo. No pretendo estar a la altura de tan gran creador literario, pero sí deseo reconocer la influencia que sobre mí ha ejercido de manera más o menos inconsciente mientras redactaba la carta.





Quim Monzó




Mi carta era la siguiente (empiezo con el original catalán y, a continuación, su traducción al castellano):

"Senyors,

He rebut, com a president de la Comunitat de Propietaris de la finca Xavi Hernández 418, la seva amable carta de data 9 de març en la que, en nom de la Comunitat de Xavi Hernández 416 ens expressen el seu malestar pel llençament de diversos objectes al pati de la seva finca, per part d’ “alguns” – cito textualment que parlen vostès en plural –veïns de la nostra comunitat. Per suposat que entenc perfectament el seu malestar. Jo mateix personalment he estat víctima directa durant messos, anys, d’aquest “llençador” – utilitzo el singular, per dos motius: el primer, que no m’agraden les generalitzacions; el segon, els hi desvetllaré de seguida -, donat el cas que un dels patis de la nostra comunitat, precissament el del meu pis, també ha patit aquests llençaments. Diguem-ne que aquest franctirador no seleccionava objectius, doncs tant el pati de la seva comunitat com el meu han sofert els seus “atacs”.

Afortunadament, fa unes setmanes que aquestes accions han deixat de produïr-se, coincidint, diguem-ne que “casualment” per ser precissos i no establir relacions no provades de cause-efecte, amb la marxa d’uns veïns de la nostra finca, dels quals un servidor – afeccionat a fer de detectiu en aquests cassos, vist que les persones incíviques no solen confesar de bon grat els seus vergonyosos actes - en sospitava que un d’ells, un adol.lescent, era el causant del “bombardeig”. Bé, almenys dels objectes relacionats amb la pràctica de fumar; respecte als destinats a impedir la concepció no tenia un candidat clar ( si es tractava també de l’adol.lescent, el felicito per la seva precocitat i responsabilitat sexual que no, obviament, pel seu intolerable incivisme). Així que, si finalment hem trobat la causa-efecte, el cas està solucionat, per satisfacció de tots nosaltres. I si no és així, prego que ens ho tornim a comunicar.


Ara bé, aprofitant l’ocasió, i ja que fins ara hem compartit els nostres “malestars”, permetin-me que hi afegim un més, força recent per cert. Fa uns messos van aparèixer al nostre terrat uns excrements que per la seva forma, color i tamany no semblaven humans. Tampoc no tinc coneixements de zoologia, però apostaria que són de gos. Vaig posar el fet en coneixement dels veïns, i poc després vam poder veure I comprovar que el “regalet” provenia de la finca de Xavi Hernández 416, enviat per uns nois - en plural – que no havien trobat millor manera de divertir-se. Sembla que, per desgràcia, la mala educació i les conductes incíviques no tenen fronteres …

N’estic segur que entenen el nostre malestar i que faran el posible perquè aquestes situacions tan desagradables no tornin a repetir-se. Creguim-me que la nostra intenció és conviure en pau i no entrar en una dinàmica hostil de recíprocs llençaments d’objectes poc edificants. En tot cas, llencem-nos flors, si s’escau. Agraeixo la seva col.laboració i comprensió i aprofito per enviar-los una afectuosa salutació.



Atentament,


Antoni Baltar
President de la Comunitat Xavi Hernández 418"

Y aquí, la traducción:

"Señores,


He recibido, como presidente de la Comunidad de Propietarios de la finca “Xavi Hernández 418” su amable carta de fecha 9 de marzo en la que, en nombre de la Comunidad de “Xavi Hernández 416” nos expresan su malestar por el lanzamiento de diversos objetos al patio de su finca, por parte de “algunos” – cito textualmente que hablan ustedes en plural – vecinos de nuestra comunidad. Por supuesto que entiendo perfectamente su malestar. Yo mismo, personalmente, he sido víctima directa durante meses, años, de este “lanzador” – utilizo el singular, por dos motivos: el primero, que no me gustan las generalizaciones; el segundo se lo desvelaré enseguida -, dado que uno de los patios de nuestra comunidad, precisamente el de mi piso, también ha sufrido estos lanzamientos. Digamos que este francotirador no seleccionaba objetivos, pues tanto el patio de su comunidad como el mío han sufrido sus “ataques”.

Afortunadamente, hace unas semanas que estas acciones han dejado de producirse, coincidiendo, digamos que “casualmente” por ser precisos y no establecer relaciones no probadas de causa-efecto, con la marcha de unos vecinos de nuestra finca, de los cuales un servidor – aficionado a hacer de detective en estos casos, pues las personas incívicas no suelen confesar de buen grado sus vergonzosos actos – sospechaba que uno de ellos, un adolescente, era el causante del “bombardeo”. Bien, al menos de los objetos relacionados con la práctica de fumar; respecto a los destinados a impedir la concepción no tenía un candidato claro ( si se trataba también del adolescente, le felicito por su precocidad y responsabilidad sexual; no, obviamente, por su intolerable incivismo). Así que, si finalmente hemos encontrado la causa-efecto, el caso está solucionado, para satisfacción de todos nosotros. Y si no es así, ruego nos lo vuelvan a comunicar.



Ahora bien, aprovechando la ocasión, y ya que hasta ahora hemos compartido nuestros “malestares”, permítanme que añada uno más, bastante reciente por cierto. Hace unos meses aparecieron en nuestro terrado unos excrementos que por su forma, color y tamaño no parecían humanos. Tampoco tengo conocimientos de zoología, pero apostaría que son de perro. Puse el hecho en conocimiento de los vecinos, y poco después pudimos ver y comprobar que el “regalito” provenía de la finca de “Xavi Hernández 416”, enviado por unos chicos – en plural – que no habían encontrado mejor manera de divertirse. Parece que, por desgracia, la mala educación y las conductas incívicas no tienen fronteras…

Estoy seguro de que entienden nuestro malestar y que harán lo posible para que estas situaciones tan desagradables no vuelvan a repetirse. Créanme que nuestra intención es convivir en paz y no entrar en una dinámica hostil de recíprocos lanzamientos de objetos poco edificantes. En todo caso, tirémonos flores, si ha lugar. Agradezco su colaboración y comprensión, y aprovecho para enviarles un afectuoso saludo. Atentamente,



Antoni Baltar
Presidente de la Comunidad Xavi Hernández 418”