MIS ULTIMOS 30 DIAS

My graph

VERDADES COMO PUÑOS

"IF YOU ARE NEUTRAL IN SITUATIONS OF INJUSTICE, YOU HAVE CHOSEN THE SIDE OF THE OPPRESOR. If an elephant has its foot on the tail of a mouse and you say you are neutral, the mouse will not appreciate your neutrality " (SI ERES NEUTRAL ANTE SITUACIONES DE INJUSTICIA, HAS ELEGIDO EL BANDO DEL OPRESOR. Si un elefante pisa la cola de un ratón y dices que eres neutral, el ratón no apreciará tu neutralidad). DESMOND TUTU.


lunes, 31 de marzo de 2008

Yo marco el minuto

(una carrera de 1.200 m)

Falta media hora para el pistoletazo de salida de los 1.200 metros, carrera Open que cerrará, después de 20 carreras previas de las diversas categorías, la matinal atlética organizada por el Colegio P., que este año llega a su 21ª edición. En este Open pueden participar todos aquellos atletas de 28 años en adelante, que sean ex alumnos o bien padres de alumnos actuales que participan en la Cursa.

Falta media hora, la salida está prevista para las 12:20 de este domingo 30 de marzo, así que inicio mi calentamiento trotando por las calles libres de público cercanas a la salida. Como cada año, hay ambientazo. Todos los alrededores del circuito base de carrera – el más largo 1.800 m , para los juniors y cadetes - , en especial los lugares más cercanos a salida y meta están copados por niños, padres, abuelos… Cuando son casi las 12 menos cinco y llevo un rato trotando, me despojo del chándal, me despido de mis “asistentes”, agarro mi Isostar y me voy cerca del cajón de salida a realizar los estiramientos. Quiero estar por allí para ser de los primeros en entrar y así asegurarme salir en primera línea; habiendo quedado el año pasado en el lugar 21º, me siento con derecho moral a ello.

Mientras estiro, me pasan por la cabeza muchas cosas… Las molestias que aún siento en el bíceps femoral derecho al realizar series de velocidad es lo más preocupante. No puedo olvidar tampoco ese dolor creciente en el lateral de la rodilla derecha cuando llevo corriendo más de 5 km a ritmo moderado. Pero eso no molestará hoy, que la carrera es corta. Me he levantado un poco atontado, es probable que la causa sea el cambio de horario que se ha efectuado esta madrugada. Bueno, eso afecta a todos los corredores hoy... Lo que sí es más peligroso el hecho de que he estado postrado en el lecho desde el viernes hasta el miércoles, con fiebre y dolores musculares en abdomen y espalda. Apenas he entrenado dos días pues, y además el viernes tuve que reducir el entrenamiento por culpa de la rodilla. Mis armas ante esos peligros son únicamente la ingesta de una pastilla de Ibuprofeno 600, para mitigar el dolor, y mi fortaleza mental, que es infinitamente mayor que la suma de la de toda la plantilla del Barça, Rijkaard, Laporta y directiva incluidos (tenía que decirlo).

Acabo los estiramientos y me voy al cajón, charlando con una veterana compañera del gimnasio. Me comenta que como madre de ex alumna ha corrido todas las ediciones – 21 con la actual - de esta carrera. Se apunta a casi todo, lo sé por las camisetas que lleva en el entrenamiento, obtenidas en sus participaciones en carreras. Sé que correrá la Cursa dels Bombers y la Milla de la Sagrada Familia, justamente mis dos próximos retos…

… Pero antes está este Open, ¡en juego el honor! :-) Me pongo en primera linea. Mientras hago ligeros estiramientos de gemelos y me mantengo en movimiento, miro a izquierda y derecha para ver a mis contendientes. Veo que faltan el campeón y el segundo del año pasado. A cambio, he visto un corredor que luce la camiseta de la Maratón de Barcelona de este año. Hay unos cuantos corredores con camisetas de carreras diversas; está claro que no voy a ser el único atleta popular. También constanto, y esto me llena a la vez de confianza pero también de responsabilidad, que en mi opinión soy el tipo con el aspecto más atlético de la primera linea (no es que tenga excesivo mérito, porque no soy precisamente Arnold Schwarzenegger). Eso no significa nada, incluso puede ser peor; el arquetipo físico de los grandes corredores de medio fondo es bastante más escuálido que el mío. Pero confieso que me mola sentirme poderoso, aunque sea con el vil y facilón truco de la comparación. Contribuye a este sentimiento la camiseta que luzco hoy, decidida hace meses ( con la única duda de la longitud de la manga, corta o larga. Finalmente corta, por el buen tiempo). Es una Adidas Techfit negra, ajustadísima. Ya que en esta carrera - aunque de medio fondo, para mí es como si fuera un sprint comparada con el maratón - quiero sentirme poderoso, como los grandes Johnson, Ben y Michael.




… Veo a la gente expectante a ambos lados de la salida. Reconozco algunos espectadores. Ha pasado un año justo desde mi primera carrera de competición. Ahora vuelvo, con la arrogancia del que sabe que ha progresado, ocupando la primera línea, pero también con la responsabilidad que da situarse en ese lugar preferente. La derrota sería entonces más dolorosa, porque vendría acompañada de comentarios jocosos y acusaciones, siendo las mías propias las primeras y más duras… Cierro los ojos, inspiro profundamente. Espiro. Mi cronómetro a cero. El juez está listo para decretar la salida. Los corredores se tensan. Esto no es un maratón, aquí se sale a muerte desde el primer milisegundo. Suena el disparo. ¡Bang!

Salgo, mientras pongo en marcha el cronómetro. Enseguida noto el primer codazo, en el costillar izquierdo. Los corredores abren sus brazos. Llega una curva. Ya cojo mi ritmo, aplaco otro codazo que recibo con uno mío, a lo Conan, y propino otro más a mi derecha , intimidando. Me pongo ya en el centro de la calle, y “despliego mis alas”. Sí, coño. Son horas de gimnasio, aunque el maratón no permite tanto entreno muscular, quien tuvo retuvo, he trabajado mucho dorsales y deltoides; así que saco mis brazos, los levanto hasta casi la altura de los hombros, hincho el pecho, y pienso : “ a ver quién tiene cojones de pasarme ahora”. Y en efecto, ya nadie más me pasó en el resto de la carrera :-)

Viene la puñetera subida, así que ritmo suave. Tengo buen entrenamiento previo en cuestas, así que sufro poco, nada. Miro el cronómetro. Está detenido en 3 segundos 6 centésimas. Joder, ¡alguien me lo ha parado de un codazo en la salida! Ha sido todo un espectáculo, pena no disponer de grabación. Curioso: millones de personas se dan codazos para presenciar la salida de una carrera de Fórmula 1; yo me doy codazos con mis rivales en la salida de una modesta carrera pedestre de 1200 metros. A mi nadie me preguntará en la meta la marca de mis zapatillas ni me pedirán autógrafos; pero siempre he preferido ser protagonista a ser espectador.


Se acaba la cuesta, y nos metemos en un callejón. Allí, imposible adelantar. No sé en qué puesto voy; no voy mal, pero tampoco excesivamente bien, veo demasiadas espaldas delante de mí. Ya caerán, hay tiempo… Después del callejón viene bajada, y aprovecho para acelerar un poco y pasar a unos pocos corredores. Giramos a la izquierda, ya en llano. El resto de la carrera ya será bien en llano, bien en bajada.

Estoy corriendo bien, ni me acuerdo de mis molestias. Llega la primera de las 3 bajaditas hasta la meta. Intento aprovecharla, aunque siempre tengo tendencia a frenarme en estos casos ( debo entrenar algún día a bajar a tumba abierta, sin miedo). Otro tramo recto. Ahora ya hay distancia entre corredores. Intuyo que estoy haciendo mejor puesto que el año pasado (vigésimo primero), porque veo a menos de 20 corredores por delante. ¡Bien, pero hay que esforzarse más aún!

Empezando el ataque
Llego al punto en que faltan algo menos de 400 metros para el final. Aquí es donde tenía decidido el ataque. Empiezo a progresar. Dudo en el lado para adelantar a uno; por la derecha temo que se me cierre y comerme un coche, así que será por la izquierda. Al parecer me he cruzado delante de un corredor, porque noto un toque de reproche en mi espalda. Cierto, ha sido una maniobra arriesgada, pero no había otra. Al final de la carrera, el tipo me comentó lo que había pasado y me disculpé, aunque José Manuel aseguró luego: “eso te lo ha dicho por la frustración de ser sobrepasado. ¿Qué esperaba que le dijeses,’ perdone usted, que voy a adelantarle?’”. Muy cierto.

Sobrepasando al undécimo corredor

Bueno, ya estoy casi en lo que siento como la “velocidad de Michael Johnson”, el mítico campeón de 200 y 400 metros, “El Expreso de Waco”.Paso un par de corredores más. Se acerca la última curva antes de la meta. Ahora ya voy a saco. A saco, Waco. Pongo las manos como le veía hacer a Carl Lewis, ¡qué bonito le quedaba a él!, palmas abiertas, paralelas, cortando el aire. A mi izquierda Paula y José Manuel me gritan y animan. Iria también está, sin duda, pero no la veo.
A saco, Waco!
Giro la curva. Quedan menos de 100 metros. Acelerón. Paso a dos corredores más, y casi sobre la línea de meta, aún adelanto a otro. Guay. Cruzo la meta. El recién adelantado por mí quiere pasar antes que yo por las vallas que llevan al control, pero yo recuerdo que el año pasado se estropeó el sistema de cronometraje y que los listillos ganaban puestos en la clasificación adelantándote después de la meta, como le ha pasado hoy a Iria en su carrera. Así que con decisión, como gorila que marca el territorio, me pongo a su lado, extiendo mi brazo, le pongo la mano en el pecho y paso yo delante, donde me corresponde. Echo un vistazo y compruebo que he llegado EN OCTAVO LUGAR. ¡SÍ COÑO! Más o menos 135 corredores, 8º lugar. Grande soy. Sonrío maliciosamente al ver que el colegio "rival" en cuanto a prestigio, de las varias escuelas que hay en el barrio, coloca a su mejor corredor en 13ª posición... Eso de que sus niños vayan con chandal amarillo no puede ser bueno :-)


Caigo en la cuenta de que mi cronómetro estuvo parado, así que me giro y le pregunto al tipo de antes, el que entró en meta poco después de mí, si se ha cronometrado. Me dice que sí, que 4’ 00”. ¡Bien! El año pasado hice 4’ 17”. Es un gran resultado , y sé que trabajando el año que viene todavía rascaré algún segundo más, sí. Qué gran tentación exclamar: ¡SOY EL PUTO AMO! :-)

Un rato más tarde, después de enchufarme otro Isostar, una barrita de cereales y un plátano, mientras me pavoneo sin disimulo entre el público - pa' un día que puedo, aprovecho-, veo la clasificación publicada y, sí, en efecto, octava posición. Me impresiona verme tan arriba. Acostumbrado a los puestos 600, 900, 1500... de las grandes carreras... ¡Mola, mola!


¿Qué ha pasado con el 2º y 3ª? ¿Fueron descalificados?

Pero ahora, más responsabilidad. Esa marca en 1200 m proyectada para 10.000 m, indica que estoy en condiciones de bajar ampliamente de 40’. El domingo 6 de Abril se disputará la Cursa dels Bombers, 10.000 m. Me acordaré de esa super-compensación (*) post-maratón de la que me hablaba Nacho “Tri” Cembellín. Será mi quinta semana post-maratón, así que. Intentaré bajar de los 40’ pero, dadas las molestias y problemas de salud cercanos, me sentiré muy honrado si simplemente mejoro mi marca de 42’ 17”.

Llevaré una cápsula de Ibuprofeno en el bolsillito trasero del pantalón. Si empiezan los dolores de la rodilla en el km 5, pa’ dentro con el agua del avituallamiento. Al traumatólogo ya iré la semana que viene si hay problemas, lo prometo :-) Y eso es todo por ahora, en espera de que se confirme la clasificación y tiempos de la carrera de 1200, y entonces aprovecharé para actualizar este artículo y colgar alguna foto...

(*) efecto de mejora de rendimiento que se produce semanas después de haber disputado una prueba de resistencia, si el entrenamiento y la recuperación han sido adecuadas.

domingo, 23 de marzo de 2008

Za-Za

Estreno hoy mi sección de coctelería, en la que voy a hablar de cocktails clásicos perdidos en el tiempo, de combinados de nuestros días, de mis propias creaciones, de mis versiones personales de cocktails populares… Quizás algún día me anime a desvelaros el secreto de la caipirinha estilo lisboeta, pero no voy a ir por ese camino en general: voy a hablar de combinados que se puedan servir en sitios “serios”, donde aman las buenas bebidas y las sirven y preparan con cariño. Creedme, por muy aficionado a los cocktails que se sea, y yo lo soy, es preferible un buen ron con hielo que un mojito de esos a granel, hecho con Fanta de limón y sin lima… Y es que desde que es tan barato viajar al Caribe, quien más quien menos se ha tomado algún mojito o daiquiri en un hotel “todo incluido”, y luego pretende reproducir el “descubrimiento” en su propio bar, con resultados lamentablemente catastróficos. Pero bueno, al asunto. Voy a inaugurar mi ABC de los cocktails, empezando por la Z. Hoy hablaremos del cocktail Za-Za.

El Za-Za es un aperitvo de origen francés, el último en la lista alfabética de los 50 cocktails mundiales reconocidos por la IBA (International Bartenders Association). Tan clásico es el Za-Za, y por desgracia también tan poco en boga, que la IBA lo ha sacado de su lista actualizada
http://iba-world.net/english/cocktails/ . Es una pena, porque el Za-Za es un óptimo pre-dinner, que yo mismo escojo con frecuencia para regar mis aperitivos dominicales (últimamente, también sabatinos, jeje). Esta es su receta:


ZA-ZA

½ Gin (6 cl.)
½ Dubonnet ( 6 cl.)
2 golpes de Angostura
twist de limón (opcional)

Graduación alcohólica: 29,4 º
Contenido alcohólico: 28,9 gramos
Hidratos de carbono: 8,8 gramos
Calorías: 226 kcal

Además de las bebidas, necesitaremos un vaso mezclador, una cuchara de mango largo, un colador con gusanillo, y un cuchillo para el Twist. Y mucho hielo, por supuesto. Y una copa de cocktail clásica para servirlo.





La preparación es muy sencilla: Se llena el vaso mezclador de cubitos de hielo hasta sus ¾ partes. Se agita con la cucharilla para ir enfriando el vaso. Se descarta con el colador el agua sobrante. Se vierten por fin los componentes, y se remueve con la cucharilla. Atención, el movimiento debe ser vertical, de arriba abajo y de abajo arriba, no circular. Después de unos 30 segundos, ya está bien mezclado. Se cuela y se sirve en la clásica copa de cocktail, previamente enfriada (10 minutos en el congelador antes de usarse, o bien poniendo hielos en ella y descartando el agua sobrante).

Oh, el Twist. Existen cuchillos especiales para realizarlo, pero con paciencia y cuidado, uno convencional nos sirve. Se toma un limón fresco, se sitúa encima de la copa y se corta una tira larga y fina, procurando no cortar la parte blanca, que es amarga. Al cortar por encima de la copa conseguimos que los aromas y aceites esenciales de la cáscara de limón caigan sobre la superficie del líquido, creando un agradable aroma cítrico. Una vez tenemos la tira, podemos frotar el borde exterior de la copa con la cara exterior de la misma, y luego hacer una espiral con ayuda del mango de la cuchara, para situarlo en la copa como adorno. Et voilà, le Za-Za!


El Za-Za es un gran cocktail para acompañar el aperitivo; además, su bajo contenido en hidratos de carbono – menos de 9 gramos - lo hacen una gran elección para aquellos que controlan su peso, pero no desean renunciar a los placeres que el alcohol proporciona. Analicemos los componentes:

El Dubonnet es una bebida similar al vermouth; se trata de un vino añejado fortificado con hierbas y aromas (manzanilla, canela, cáscara de naranja amarga…). Como curiosidad, decir que es una bebida predilecta de Isabel II reina de Inglaterra, que lo toma en forma de “Za-Za on the rocks”: 30% gin, 70% Dubonnet, y rodaja de limón, servido en vaso con hielo.

Para la ginebra, mi favorita es la Hendrick’s, de origen escocés, aromatizada al final de su proceso de destilación con pepinos y pétalos de rosas búlgaras. Pero otras marcas interesantes son Bombay, Bombay Sapphire, Tanqueray, Plymouth, Raffles, entre otras.

La Angostura es un condimento líquido de sabor amargo, que sirve para aderezar cocktails y salsas, y está compuesta por unas 25 hierbas, semillas aromáticas y cortezas diversas. Se produce en Trinidad y Tobago. Es un componente esencial en el célebre cocktail Manhattan (mi cocktail de siempre).


Truco del día: utilizaremos la coctelera para mezclar aquellas bebidas que contengan zumos, lácteos, huevos, jarabes o cremas. En los demás casos, usaremos el vaso mezclador. Hay alguna excepción, que estudiaremos en su día.

sábado, 22 de marzo de 2008

Esto de Tai-Chi tiene poco...

Inauguro con un video mi sección "Visto al Pasar", con la idea de que tengamos todos un rato divertido. Aquí tendrán cabida fotos y videos extraños, disparatados, "frikies", fuera de lo común, inusuales, raros, notables... O sea, cualquier cosa cachonda que me encuentre en las calles y pueda ser objeto de grabación mediante mi cámara o móviles.


Ahí va el primero. Viernes Santo, Parque de la Ciudadela, por la tarde. Paseando con familia y amigos. Estamos en los jardines, diseñados por J.C. Forestier, que rodean al estanque ovalado donde se halla la célebre estatua Desconsol ("desconsuelo") obra del modernista Josep Llimona ("José Limón" para los obsesos de la traducción, jajaja). Tal belleza merece ser aquí reproducida:





Por cierto, este estanque, así como muchas fuentes públicas en Barcelona, está vacío desde hace algunas semanas, siguiendo el plan muncipal de ahorro de agua, como se ve:







Pero bueno, a lo que íbamos: Dentro de uno de los circulitos del jardín, por fortuna sin tulipanes, vislumbro a lo lejos a un individuo que evoluciona de manera harto singular. Mueve brazos y piernas exageradamente, así que muerto de curiosidad me acerco. Al comprender de qué se trata, les digo a Berta y Paula: "Este tío va de cabeza a mi blog. Avisadme si mira". Y esto es lo que ví, aderezado con la música que me ha parecido más adecuada para estas imágenes (gracias Paula, por la sugerencia):







Video breve, porque si os fijáis al final, me he topado con la mirada del nota, y no deseaba enfrentamientos físicos contra él, no fuera a ser que además de fantasmilla se tratase del Campeón de Europa de Kung-Fu. El chaval que aparece al fondo no me queda claro si consigue aguantar el descojone o no... Hey, mis respetos a todas las prácticas deportivas, por supuesto. Pero eso de ponerse a entrenar posturitas de artes marciales en un lugar tan público como el Parque de la Ciudadela - y ayer viernes os aseguro que la mitad de los barceloneses estaban fuera de la ciudad, y la otra mitad se encontraban en este Parque - , denota una intención un pelín exhibicionista.


Por cierto, que ayer buscando la banda sonora para el video me encontré con esta joya que tampoco tiene desperdicio:












Grande Miliki, intérprete de esta tonada pop, y grande Fofó, al que presumo su autor. ¿Qué habría sido de la infancia de los cuarentones españoles sin las imprescindibles melodías de este adorable payaso?


Bueno, seguid atentos a esta sección, pues tengo recopilado material friky ,fotografiado por mí, en abundancia. Vamos, para hacer un programa de TV enterito. See you later, alligator!

jueves, 20 de marzo de 2008

Michele




Le conocí cuando aún teníamos las oficinas centrales en la Torre Picasso de Madrid. Acababa de incorporarse al departamento de Marketing. Me cayó bien enseguida, por esa chulería juvenil que emanaba y por ser seguidor del Inter, el gran rival del equipo “oficial” de nuestra empresa, el Milan.

En una época en que el departamento de marketing, salvo contadas excepciones, no se distinguía precisamente por su servicio ni la rapidez del mismo, Michele era una máquina. Sacaba informes sin despeinarse, y dominaba todas las aplicaciones ofimáticas. Trabajaba con mucha ilusión y ganas. Pasado como un año y pico desde su llegada, se confesó y me dijo: “Tonino, estoy contento porque llevo ya un tiempo en la empresa y nadie piensa que esté aquí enchufado por mi hermano”. Se refería a su hermano Carlo, brillante directivo de Marketing en Italia (ahora creo que ya vicedirector general). Carlo es un tío con un intelecto privilegiado, sin duda, pero Michele no lo es menos, y además estaba demostrando entonces ser un auténtico currante.

Años después, Michele se incorporó al Departamento Comercial, en el Area de Grandes Clientes, junto a Julio. En el 2000 llegué yo y, salvo un breve impasse durante el que Michele se fue a marketing on Line, hemos sido compañeros hasta entonces. Obviamente no soy imparcial, pero me apetece afirmar que los tres hemos constituido el mejor equipo de trabajo de la empresa y parte del IBEX35. A lo largo de estos años hemos tenido junto a nosotros muy buena gente como Chisco, Fernando, Manolo, Raquel, Susana, Silvia, Juan, Magdalena, Carlos, Verónica (me olvidaba de esta mujer, fundamental en el último año) eso también suma. Pero el trío base con Magic Johnson, Byron Scott y Kareem Abdul Jabbar ha funcionado muy bien, ya lo creo :-)




Mágico equipo: Antoni, Julio, Susana, Chisco, Michele, Raquel (está claro que soy "el chico de la moto")



Desde que llegué a la división, Michele se volcó conmigo para enseñarme el sistema de trabajo del equipo, pasarme parte de sus clientes, y mostrarme el funcionamiento de las aplicaciones que se utilizaban entonces; el mítico Jasón por ejemplo, del que Michele era un Doctor y yo acabé siendo Licenciado.

Michele ha sido un compañero ejemplar, ideal, el mejor que tenido nunca. Siempre ayudándome, cubriendo mis ausencias, tapando mis faltas, subsanando mis errores. Cuando estoy a bordo de un avión o fuera del despacho, siempre he estado tranquilo porque sé que ahí está Michele atando los cabos sueltos (por suerte Carlos lleva un año que me está haciendo olvidar a Michele con la entrega que le pone). Creedme que cuando me enteré de su oferta para ir a Miami, me alegré tanto por él, tanto, me pareció tan justo que ni un solo instante se me ocurrió pensar: “¿ y por qué no me la hacen a mí esa oferta?”. Además, sé que Michele no dudó ni un instante en aceptar, y yo hubiese necesitado algunos días , como mínimo, para decidirme…





Un equipo que a Michele seguro que le mola: Carlos, Antoni, Julio, Elena, Michele


Joder Michele, estoy feliz de que por fin se hayan reconocido tu trabajo y tu talento. No es que tu hermano Carlo te haya catapultado, es que al revés, parece que te haya lastrado :-) Pero bueno, todo llega, y a ti te llega ahora... Sé que lo vas a hacer de puta madre allí. Lo único que has de hacer, tío, es pulir tu único gran defecto, que siempre te lo digo. Aunque no te lo crees, no todo el mundo es bueno. Nunca rechazas a nadie, nunca una mala palabra, nunca una crítica…. Pero en el mundo también hay cabrones, Michele, y a ti a veces te la pegan, en el sentido de que un auténtico cabrón te puede hacer pensar que es una buena persona. No hermano, el mal existe. Ya le he pedido a Elena que “vigile” para que abras los ojos y así identifiques a los cabrones del mundo.




Columpiándonos en Cuenca

Te deseo lo mejor, Michele. Te echaré de menos. ¿Ahora quién me besará la calva antes de los “partidos”? . El otro día miraba por la ventanilla de mi avión de regreso a casa, pensaba en nosotros, y creo que hemos sido como Mickey Rourke y Matt Dillon en la mítica peli Rumble Fish (La Ley de la Calle) de Coppola. Sí, yo soy el Chico de la Moto, el hermano mayor, el rebelde, el underground, el outsider, y tú eres Rusty James, el hermano menor, el chico de la calle, que sin embargo está más centrado e integrado. Rusty James admira al hermano mayor, pero debe ayudarle en la sociedad, como si realmente fuera el pequeño. Tío, Rusty James, tú eres el hermano que nunca he tenido. T’estimo molt. Y no te emociones, que te conozco. Nos veremos en Miami :-)


Rusty "Michele" James (Matt Dillon) y Motorcycle "Antoni" Boy (Mickey Rourke) en Rumble Fish

domingo, 16 de marzo de 2008

4 Júpiter y más allá del infinito

(desde el km 28 hasta la meta, km 42 y 195 metros)


Poco después del km 15 . Música: "Riddim #1". SEEED.


A partir de este momento, todo es ya tierra virgen para mí. Jamás en mi vida he corrido más de 28 kilómetros seguidos. Por eso para animarme, sabiendo de las dificultades que me esperaban, preparé una selección de música electrónica y psychedelic trance, para obtener la guerra necesaria, beats rápidos. Ahora estoy en la parte “positiva” del tramo, viendo llegar a los corredores al km 27, mientras yo voy camino del 30, en el Forum.

A esta altura ya estoy empezando a descubrir nuevas cosas de la vida. Hasta este día de alguna manera yo despreciaba esos gestos del público de tender la mano a los corredores. Bien, desde ya hace unos kilómetros estoy anhelando ver la palma de un niño extendida hacia mí para golpearla cariñosamente. Lo he estado haciendo durante toda la carrera, y mola. Pasado el km 35, hasta las de los adultos me son muy gratas. Me es imposible describir la importancia de ese gesto. Visto desde fuera, fríamente, es una solemne tontería. Pero para mí en esos momentos ha sido crucial, tanto o más importante que el aporte de sales minerales y carbohidratos en los avituallamientos; es como una especie de energía cósmica que llega hasta lo más profundo de mí, y me da fuerzas para seguir. Me emociono al recordarlo; es bonito porque el ser humano es ante todo un ser social, y nuestro alimento es el contacto con los nuestros y la mútua aprobación.

En el km 29 me he tomado otra de mis porciones de barrita energética, para ser regada con bebida isotónica en el avituallamiento del km 30. Sé que en el km 35 me espera otro premio :-) . Oh, no sé si eso era el muro o no, pero desde el km 30 hasta el 35 ha sido una odisea. Pasan de las 11 de la mañana, el sol es cegador, la temperatura alta y el viento sopla en contra. Veo el mar a mi izquierda, pues corremos paralelos al Mediterráneo por la Avenida Litoral. Yo quisiera estar circulando a 4’ 45” el km, pero me temo que no estoy llegando a eso, según compruebo al rebasar cada km. De hecho estoy bajando mi velocidad paulatinamente, sin poderlo evitar. Eso sí, siempre rondando el ritmo de referencia medio de 4’ 57” / km.

Sol, solet, vine'm a veure...

En un momento dado, a pesar de haber corrido hasta aquí a mi rollo, sin referenciarme a otros atletas, decido seguir a un grupo de 3 que visten la camiseta de un club. Eso me viene bien para estabilizar el ritmo, aunque al cabo de un rato me doy cuenta de que dos se descuelgan, y me quedo siguiendo la estela del que sí aguanta el mismo ritmo. Ya estamos en el Port Olímpic, el Hotel Arts y la Torre Mapfre a mi izquierda. Luego supe que mi padre estaba allí con una sorpresa preparada, pero no llegué a verle ni el a mí, ¡lástima! Gracias por la intención papa, gran caminante y corredor mixto de larga distancia ( su rollo es alternar carrera con caminata).

Bien, dejamos atras las dos torres, y encaramos el Paseo de Circunvalación, antes de entrar en el Parc de la Ciutadella. Por aquí también pasó, y fui testigo de ello, el maratón de la Olimpiada de Barcelona. Quien me iba a decir a mí que casi 16 años después, yo disputaría esa misma prueba… Atravesamos el parque, en un recorrido extraño porque no está vallado y nos mezclamos con los paseantes dominicales. En este punto vamos los corredores muy separados entre nosotros. Cruzamos las puertas de salida, y me adentro en el Paseo Lluís Companys, abarrotado de gente a ambos lados. Lluís Companys, presidente de la Generalitat durante la Guerra Civil, fusilado por las tropas de Franco, mal llamadas “nacionales” (¿acaso los leales a la República eran extranjeros? ¿Acaso no tuvo el vencedor decisiva ayuda del ejército nazi? Companys fue entregado por la Gestapo, por ejemplo). Se le atribuyen muchas frases usadas hoy en día como citas; paradójicamente, quizá la más celebre de ellas no le pertenece a él, sino a otro catalán y republicano, Jordi Carbonell i de Ballester : “Que la prudència no ens faci traïdors” (que la prudencia no nos convierta en traidores ). Es una de mis citas predilectas, una de las frases que han marcado mi vida, uno de mis axiomas vitales. Recuerdo pues esas palabras y aprieto, ¡pero qué coño! Ya llevo casi 35 kms encima y sólo quedan 7 más…

Sé que mi troupe de seres queridos estará justo después del Arco de Triunfo para darme ánimo y avituallamiento. Justo antes del Arco, el espacio destinado a los atletas es bastante estrecho, parece un desfiladero. Paso por debajo del Arco y no puedo evitar mirar hacia arriba. He pasado por debajo decenas, acaso cientos de veces, pero ninguna de manera tan épica y gloriosa. Ahora me concentro para poner buena cara y que mi gente vea que aún estoy entero y no se preocupen. ¡Oh! A mi izquierda veo a Iria, Paula, José Manuel que me animan, y un poco más adelante, a mi derecha, veo a Jesús.


Km 35. Música: "Blue skies". BT.

Entonces grito “¡Esa castaña!”, Jesús responde “¡Toma castaña!”, y recibo como premio un marron glacé. Sí amigos. Ese delicioso fruto que se elabora con maestría en Ourense, que no es más que una castaña caramelizada con jarabe de azúcar y luego glaseada. Sólo puedo entender que no se ofrezca en el avituallamiento por el elevado precio que tiene. Goza de un elevado contenido en hidratos de carbono (más del 80%), parte de ellos obviamente azúcares simples, cifra no despreciable de proteínas (5%) y está prácticamente libre de grasa. Hidratos y azúcares simples, justo lo que uno necesita en el km 35. Me autoproclamo pues, el maratoniano más sibarita de Barcelona :-)

Bueno, me como el marrón – jamás he pronunciado la frase anterior con más placer, jajaja – y le echo un trago a la botellita que llevaba conmigo. 2:53:03 en el km 35. Ritmo medio de 4’ 57”. Me da para llegar a la meta en 3:30:00. Pero ahora ya no habrá más ayuda psicológica, al menos de conocidos. Vamos ya hacia la Plaza Catalunya, punto emblemático de Barcelona. A todo esto, hace ya kms que estoy viendo muchísimos corredores caminando, o fuera ya del trazado, estirando. Me da mucha pena, porque los que caminan no sé desde cuando lo estarán haciendo, pero debe ser terrible retirarse a partir del km 30, cuando ya te has pegado un palizón.

Ahora ya estamos bajando por el Portal de l’Angel. Allí me encuentro a la señora de la senyera que horas antes estaba en el Paseo de Gràcia. Venga, ya estamos en la Catedral, km 37. Ahora bajaremos por Vía Layetana, y giraremos para pasar por la Plaza Sant Jaume, que a la izquierda tiene el Ayuntamiento y a la derecha la Generalitat. Conscientemente evito mirar al Ayuntamiento :-) Ya estamos en la calle Ferran, que desemboca en la Rambla. Allí espero un avituallamiento, km 38, pero no llega hasta el final de la Rambla, pasado Colón, donde tomamos el Paseo de las Drassanes , y enseguida, ya estamos en el Paralelo. Es el km 39, y ahora viene una subidita que no apetece nada, hasta que lleguemos a la Ronda Sant Pau. En el Paralelo llego a la altura de un corredor que lleva una inscripción en la espalda “Mi primera maratón”. Me pongo a su lado y le digo “para mí también es la primera. Venga, que vamos bien, ya lo tenemos”. Y le adelanto. En este punto he sentido ya la certeza de que iba a cumplir el objetivo, acabar el maratón.
Aunque eso sí, como vulgarmente se dice, por momentos "se me ha ido la olla". Semanas antes de la prueba había decidido hacer algo que había leído en alguna parte: dedicar cada kilómetro del recorrido a un ser querido. había decidido empezar a hacerlo en el km 30, pero no sé que preocupaciones me asaltaron, que hasta horas después de cruzar la meta no volví a pensar en ello. Vamos, que no le dediqué un kilómetro a nadie (Espero que me perdonéis, pero os tuve en mi pensamiento de alguna manera...)


Ronda Sant Pau, Ronda Sant Antoni y por fin el km 40. A esta altura también esperaba un avituallamiento, pero no llega hasta el km 41, en la calle Sepúlveda. A este punto el apoyo del público es fundamental. Me agrada chocar la mano con un adulto, y recibo esa energía. Estoy muy despistado, la verdad es que no he visto el mojón del 41, y por tanto no sé qué tal he ido de ritmo durante el último km. Pero he aquí que vislumbro un edificio familiar al final de la calle: ¡eso es la Plaza España! Estoy muy cerca pues, y trato de acelerar. Dejo atrás a un corredor que corre con camiseta de la Penya. Ha de ser Tomás Jofresa, el gran exjugador de basket. He leído por la mañana que era su octavo maratón. Llegará a la meta 7 minutos después de mí, o sea que cuando lo he adelantado, el pobre iba fundido. Yo no. Todos mis dolores han desaparecido, y ahora corro con casi todas mis fuerzas, viendo que podría bajar de 3:30:00. Digo “casi todas” porque estoy mentalizado para no hacer ninguna tontería; esprintar al final de un maratón sólo para arañar unos segundos es una imprudencia que se paga con una recuperación más tardía.

Venga, ya estoy ahí, miro el cronómetro y veo que si espabilo llegaré en 3:30:00. Suena Aéro Dynamik de Kraftwerk, mi momento para olvidar pulsaciones, dolores y cualquier otra circunstancia para correr lo más que pueda. Giro la última curva y… ¡sorpresa! Bocinazo y gritos de Jesús y José Manuel. ¡Mi equipo está conmigo hasta el final! :-)

Poco antes de la meta. Música: "Aéro Dynamik". KRAFTWERK.


Veo la meta, la alegría no me cabe en el corazón. Hago “el avión” unos metros, y cruzo la meta con el índice izquierdo apuntando al infinito. 3:30:04 en mi cronómetro (3:30:03 es el tiempo oficial). Pero eso me da igual ahora. La felicidad es completa. Siempre había pensado que lloraría al cruzar la meta. No puedo, estoy tan contento, pero tanto, que no puedo parar de reirme, a pesar de ver a mi lado corredores exhaustos, alguno de ellos en camilla a punto de ser introducido en una ambulancia…

Según los datos de la web del Maratón, Desde el km 40 hasta la meta he corrido a una media de 4' 11". Ese dato debe ser erróneo, pues esa velocidad es superior incluso a la de mi mejor marca en 10.000 m. Según Oriol, y creo que lleva razón, el control del km 40 seguramente estaba situado algo más lejos del lugar correcto, y por ello sale tan mal tiempo del 35 al 40 , y tan bueno desde el 40 a la meta. No sólo me sucede eso a mí, sino incluso al vencedor de la prueba Haciendo la media desde el km 35 me sale que he ido a un ritmo de 5' 09", y ese sí que es muy verosímil. Por cierto, desde el km 30 la media es de 5' 07". Así que realmente no me he topado con el famoso muro. Lo que sí me ha pasado es que no he conseguido mantenerme al ritmo acelerado de 4' 45" que he llevado desde el km 10 hasta el 25.

Bueno, he pasado la meta. He de agacharme para quitarme el chip de control de las zapatillas, y el dolor es terrible. Las piernas me fallan, me tambaleo. Me ponen mi medalla de maratoniano, y agarro bebida isotónica, plátanos, frutos secos y trago, trago…

Llego al punto de encuentro, veo a mi gente, tiro las botellas y me fundo en un abrazo con Paula, y luego con Iria, José Manuel, Jesús, Sara. ¿Qué sentido tienen las proezas si no las compartes con los tuyos? Sus ánimos han sido esenciales. Oh, hoy mi padre me ha contado que se presentó en la Torre Mapfre, km 33, a las 12:15 de la mañana. A esa hora hacia ya 15 minutos que yo había cruzado la meta (mi papi no tiene ni idea de la bala humana que tiene por hijo).

Recibo masaje de recuperación de “mi equipo”. Al tumbarme en el suelo, noto unas aguejtas terribles en los abdominales. Entiendo porque casi todos los programas de entrenamiento para la maratón que he consultado recomiendan realizar ejercicios en esa zona, en especial después de las carreras largas. ¡Suerte que les hice caso! Sí, el masaje, ¡magnífico! Vaya, siempre que había visto esas acciones en la tele me parecían verdaderas chorradas. Ahora que recibo yo las atenciones, me siento en la gloria, la sensación de alivio es total.


Mi equipo me recupera trás la llegada. ¡ Parezco un pato mareado! Música: "Philistines". GREGORY ISAACS

Consulto mí pulsímetro Suunto T3, que me dice que he gastado 3.315 calorias, he tenido un pico cardíaco de 185 (¡glups! mi máximo teórico es 181), y que la frecuencia cardíaca media ha sido de 164 (sobre el papel, preveía 157). O sea, la paliza de mi vida, vamos...



José Manuel y Jesús me masajean

Llego a casa, donde están Aurora y Erica esperando. A descansar hasta la hora de comer. Me pego un atracón de arroz y fideos chinos, acompañados del vino de rigor. Por supuesto, previamente aperitivo, con su consiguiente Manhattan. Un buen premio. Después del atracón, consulto mi tiempo en la web. 3:30:03 . ¡ Bonito número! Luego, la muy merecida siesta. Ah, había leído el blog de un maratoniano http://clubatletismocarpediem.wordpress.com/2007/09/28/objetivo-primer-maraton/ que afirmaba que el día del maratón, la probabilidad de ser requerido por tu pareja para practicar el sexo horas después de acabar la carrera, es entre 2 y 15 veces superior respecto a un día cualquiera . En mi caso, no espere al requerimiento, y me ofrecí voluntario :-) Y es que, como dice el mismo autor, “el maratón se ha corrido con las piernas, y no con otra cosa, pese a los simbolismos habituales de que para acabar el maratón hay que echarle …” . Así que 3 horas antes, y 4 horas después otra vez. ¡Kataklanga!


Campeón de "Duathlon" :-)


Ah, la track list de esta parte del maratón. Pues eso, música electrónica y psychedelic trance, muchos beats por minuto, caña para sacar fuerzas de donde sea…

CHICANE
* Andromeda


WEEKEND PLAYERS
* 21st Century


O.T.T.
* Splitting an atom
* Billy the Kid strikes back


BT
* Blue skies (Deep Dish Remix feat. Tori Amos)
* Flaming June


YOUNGER BROTHER
* Even dwarves start small


RINÔCÉRÔSE
* La Guitaristic House Organization


BT
* Godspeed


KRAFTWERK
* Aéro Dynamik

sábado, 15 de marzo de 2008

Lamento de un pétalo de rosa en mitad del hielo

La tarde del viernes he tenido el privilegio de asistir a una de las sesiones de grabación del nuevo disco de Burruezo & Bohemia Camerata, que aún no tiene título y que saldrá al mercado hacia octubre. Pedro Burruezo fue el fundador y líder de Claustrofobia, grupo en el que milité desde sus inicios en 1982 hasta 1987. A pesar de mi corta estancia, el saldo final dice que he participado en 5 de los 7 discos que Claustrofobia editó. Pero bueno, no era de Claustrofobia de lo que quería hablar sino de Pedro y su nuevo disco: el que desee más información sobre Claustro puede consultar la página web en http://www.claustrofobia.tk .
Digo que ha sido un privilegio, porque estar acompañado de personas de tan gran talento le hace sentirse a uno pequeñito. Ha estado por allí Lea Shalom, la magnífica, inmensa violinista de la Bohemia Camerata, que atesora una serie de premios internacionales de interpretación. También Paula Veiga, que a su preciosa voz – que figura en pocas grabaciones: dos canciones en “24’ Minutes Demo” de Five Minutes Gang, algunos temas del recopilatorio de 1999 “Les Trésors” de Claustrofobia y “Espacio, Tiempo, Infinito” , pieza no publicada junto a Nostromo – une su gran talento para las artes plásticas en general. Y por supuesto, Pedro Burruezo, para mí uno de los mejores compositores de Europa y uno de los intérpretes más apasionados que se han visto jamás sobre un escenario.

Lea hace algunas indicaciones a Pedro y Paula descansa

Ya en Claustrofobia, Pedro había demostrado su capacidad para crear bonitas e intensas canciones pop. Años después, está sumergido en la permanente búsqueda del Alma de la Música, creando él un nuevo camino. Si Claustrofobia hizo posible que a finales de siglo hayan existido bandas de éxito como Chambao u Ojos de Brujo, hijos del mestizaje para el que la música española no estaba preparada todavía en 1986, Pedro hoy en día ha creado un género en sí mismo. Su evolución musical es impresionante y modélica.
Paula ensaya su coro bajo la dirección de Pedro

En el primer disco sin Claustrofobia - ya en 2005 con la Bohemia Camerata - llamado “Barcelona Intimissimo Café”, se encuentran 3 enormes canciones , “El Vendaval”, “A Lacandona” y la maravillosa, sobrecogedora “Amigo Mío”. Sólo por esas 3 piezas el disco merece un lugar destacado en la música popular europea del siglo XXI. Ahora Pedro para este nuevo disco está dando una vuelta de tuerca más, creando canciones LLENAS DE MÚSICA. Sí, en estos tiempos de “operaciones triunfo” y “famas”, de mediocres artistas y más mediocres y banales aún cancioncitas, Pedro sorprende al oyente con arreglos exquisitos, interpretados por él mismo y sus impecables colaboradores.
Paula relajada después de su interpretación

El disco está basado en la última “obsesión” de Pedro, la filosofía sufí, y es un recorrido musical por esa sabiduría ilustrada con sonoridades árabes, cristianas, judías, mediterráneas, orientales, clásicas… Interpretadas por instrumentos raciales como acordeones, laúdes… No sé me ocurre otra forma de decirlo. Bueno sí, diría que Pedro ha creado el género que voy a bautizar como “Psychedelic Burruezo”, pues sus canciones hacen soñar y viajar a mundos lejanos o al interior de uno mismo.

Pedro prueba un arreglo.
He tenido la oportunidad de escuchar algunos temas – aún no están mezclados – de los 13 que compondrán el disco, y mi impresión es que Pedro va a superar de largo lo logrado en Barcelona Intimissimo Café. Hace dos semanas ya disfrute con “Tauhid Café”- “Fairuz” y una personalísima versión de “El Cant dels Ocells”, en clave downtempo que podría ser un hit en los clubs, aunque a Pedro hace ya mucho tiempo que eso dejó de importarle, si es que le ha importado alguna vez (sospecho que nunca). Hoy he vuelto a escuchar las 2 primeras canciones, he gozado con “Alhambra Taswwuf” – versión de “Recuerdos de la Alhambra” del maestro Tárrega – y la sorprendente, bella y emotiva “Lamento de un pétalo de rosa en mitad del hielo”.

Como ya le dije a Pedro hace dos semanas, en cada una de estas canciones hay “tanta música”, tantos arreglos que yo con una sola de ellas sería capaz de llenar un disco triple de house y minimal techno. Ay, ese “Lamento…”… Empecé la tarde pensando que “no era para mí” y ahora me parece una canción tan bonita… La dulce voz de Paula en el coro emociona, y la “tercera capa” vocal añadida por Jovic Sagristà – el fiel y valioso colaborador de Pedro desde mi marcha de Claustrofobia - crean una atmósfera mágica.
Jovic escucha con atención la última parte grabada

Orgulloso estoy de, aunque no he interpretado nada en el disco, haber aportado alguna sugerencia, como indicar a Pedro que rehiciese una de sus partes vocales (ya sugerí lo mismo en otro tema durante la anterior sesión a la que asistí). Ah, Pedro, no olvides que en “Tauhid Café”, después del corte final , la irrupción de los coros que dicen “Bismillah” ha de ser apoteósica, fuerte, “como abrir de golpe la ventana de una habitación en la penumbra y ser golpeado por la visión del infinito cielo azul, el mar y el horizonte”. Sé que me harás caso, maestro. ¡Va a ser un gran disco, Pedro Al Burruezyn! Insha’ Allah :-)
Antoni escucha concentrado por si se le ocurre algo...

Y a vosotros mis lectores os digo, si Pedro y su Bohemia Camerata actúan cerca de vuestra ciudad, no dejéis de asistir al espectáculo. Porque si hay que destacar una característica que Pedro comparte conmigo es que no deja a nadie indiferente

jueves, 13 de marzo de 2008

Mal sexo en China

He llegado tarde para que mi blog se solidarizase con la causa de Reporteros Sin Fronteras. Desde las 11 am (GMT+1) de ayer miércoles día 12 hasta las 11 am de hoy jueves 13, se ha celebrado el primer Día Internacional de la Libertad de Expresión en Internet. Y es que resulta que en al menos 9 países no se respeta este derecho humano fundamental. En concreto, China mantiene encarcelados a decenas de periodistas y bloggers cuyo único delito ha sido expresar su opinión en Internet. No sé qué tornillo se nos aflojó en su día para concederle unos Juegos Olímpicos a Pekín, capital de una dictadura fascista y asesina donde no se respetan los derechos humanos. ¡Oh, claro! Se me olvidaba. Será el primer mercado del mundo en pocos años, y primera potencia económica mundial en poco tiempo más. Ya están evolucionando desde el comunismo hacia una especie de reconocimiento de la propiedad privada; hay que tenerles contentos. Hacerles la pelota, vamos... Ojalá ese contento llegara a todo el pueblo chino, pero como siempre bastará con satisfacer a sus dirigentes políticos, los mismos que no hace mucho sacaron los tanques a la calle y asesinaron a jóvenes y valientes estudiantes chinos que se manifestaban por la democracia.






Recordad, amigos míos, amigos que os manifestáis contra las dictaduras comunistas, que la inofensiva Cuba no es la única. Cuidado con China, ese gigante que, entre otras “hazañas”, mantiene al régimen fascista sudanés. Probablemente los espectadores fuesen los más inocentes de todos, pero estuvo muy bien que el otro día en su concierto chino, mi querida Björk – a la que las autoridades habían prohibido expresamente interpretar el tema - cantase “Declare Independence” , para a continuación lanzar unos cuantos sentidos gritos de “Free Tibet!”.



Por lo menos el gesto de la genial -aunque últimamente poco inspirada, todo hay que decirlo - islandesa habrá servido para mosquear a esos dirigentes chinos cuyo cambio más visible ha consistido en abandonar el sobrio uniforme de cuello Mao para lucir traje y corbata occidentales. Eso sí, contínuan exhibiendo esas gafas pasadas de moda y esa cara de mala folla, de mal follados, de mal follar y de follar mal. Fijaos que estos cuatro conceptos, aunque parecidos en la forma, no lo son en el fondo. Como decía aquel sabio popular andaluz: “Mmmm… Es lo mismo, pero no es igual”. Hasta muy pronto :-)









Ese musculito duele, y no es el corazón...

Undécimo día post-maratón. En el gimnasio me he encontrado a Oriol, al que también ví ayer. Me ha rectificado en dos datos que publiqué en el blog: uno, tiene 47 años y no 57; dos, la maratón del pasado día 2 supuso su quinta participación, no la segunda. Vaya, no me entero de nada… Pero me alegro de haber entendido mal; siendo Oriol más joven y más experimentado de lo que yo pensaba, sé que el año que viene haremos la maratón en menos de 3:15:00, ya lo creo :-)

Hemos comentado que sentimos molestias en el mismo lugar, un músculo lateral a la altura de la rodilla, de cuyo nombre no quiero acordarme ( y la verdad es que jamás lo he sabido). Lunes y martes he podido trotar a ritmo de 5’30”/ km, pero apenas 20 minutos, debido a esas molestias. Por precaución, ayer decidí no correr, y me dediqué a bíceps, tríceps, abdominales. Para acabar la rutina, 15’ de bici, buscando una frecuencia cardíaca superior al 75% de mi máxima, y ¡maldición! , el puñetero músculo también interviene en el pedaleo, me molestaba. A Oriol, que mientras yo estaba en la bici se dedicaba valientemente a hacer 5 series de 800 m a 4’00”/ km, le han advertido de que el músculo que nos produce molestias es difícil de estirar. Nacho Triatleta , Gaspar, Guillermo, ¿alguna idea para recuperar ese dichoso musculito?

Hoy, después de una sesión de deltoides, trapecio y lumbares, aunque estaba temeroso ante la posibilidad de nuevas molestias, me he decidido a correr. Después del trote inicial, me he puesto al ritmo suave de 5’ 30” / km, y después de 20 minutos totales sin que ningún músculo protestase, me he atrevido a mi ritmo de maratón de 4’ 57” / km, para acabar el entrenamiento progresando a 4’ 45” y pasando, con cierta osadía por mi parte, a realizar el último minuto al ritmo de 4’ 00” / km. Mis piernas lo han resistido, ¡es magnífico!

Los días pasan demasiado de prisa, me muero de ganas de hacer un entrenamiento como es debido, y veo como se aproxima amenazadora esa fecha del día 30 de marzo, mi próxima competición. Se trata de un 1.200 m. urbano, con una subida criminal en la salida, y llegada en bajada. El año pasado, con mucho menos entreno del que ahora llevo encima, conseguí el lugar 21º de 123 participantes. No se cronometró oficialmente, pero si no recuerdo mal, hice 4’ 17”, que no está mal. Intentaré bajar este año, pero aquí lo que busco no es marca, sino un buen lugar en la clasificación. Hay ciertas “presiones familiares” que hacen que necesite lucirme… Digamos que esta es una carrera popular organizada por cierto colegio al que asiste una niña que ha de sentirse orgullosa de un servidor. Creo que se entiende todo, ¿no? :-) De hecho, su madre en su día me aconsejó: “Déjate de maratones, y dedícate a este carrera”.

Un domingo después, el 6 de abril, participaré en la Cursa dels Bombers de Barcelona, 10.000 m. Nacho, mi triatleta favorito, me ha hablado de la supercompensación que se produce algunas semanas después del maratón, y que te permite “pulverizar cualquier marca”. Animado por estas palabras, ¡he llegado a anunciar públicamente mi intención de bajar de los 40’! Pero esas molestias, y la caña que me daré en la carrera de 1.200, me obligan a ser prudente. Así que Nacho, déjame que me conforme con mejorar mi marca, que está en 42’ 17” :-)

Bien, antes de eso será el 1200 y me quedan 2 semanas. La semana que viene voy a incrementar los entrenamientos, en tiempo y ritmo de carrera, y al menos un día, hacia final de semana, voy a intentar ya hacer unas series muy rápidas, 400 m a ritmo infernal, pongamos 6 ó 7 series a 3’ 20” / km. 18 km/h, asusta más expresado de esta forma. Espero que los isquiotibiales aguanten, el derecho me está recordando su existencia desde la ½ Maratón, y de eso ya hace 5 semanas…

Me despido por hoy, pidiendo a mis lectores un poco de paciencia, porque antes de que acabe este fin de semana publicaré mi última entrega maratoniana, que como no podía ser de otro modo, será la mejor y más interesante. De Júpiter al infinito...

lunes, 10 de marzo de 2008

¡La niña de Rajoy es socialista!

( y se llama Dolores Angustias)

Pues eso. Por fin se ha acabado este campaña electoral, que ha durado 4 largos años. 4 años en que los que perdieron las anteriores elecciones nunca reconocieron ni su derrota ni las causas de la misma - la achacaron a factores exógenos -, y los que las ganaron - quizá incrédulos de su propia victoria - no gobernaron y se dedicaron a hacer oposición de la oposición. El resultado de estas elecciones creo que tiene lecturas muy claras, que voy a permitirme el lujo de hacer, ya que no le debo disciplina a partido alguno, y por tanto no temo las consecuencias de mis palabras. Los mensajes son:

* El pueblo español reafirma los resultados electorales de 2004. Esta vez sin atentados de por medio, ni caceroladas, ni cadena de sms.

* El bipartidismo se acentúa. Crecen PSOE y PP, se la pegan IU y ERC. CiU y PNV resisten(aunque ambos pierden votos). Oscuros intereses pretenden que se bipolarice la sociedad. Esto no es EEUU, aunque algunos lo pretendan montando debates cara a cara en televisión.

* Sigue existiendo el voto útil de la izquierda. Ante sondeos que vaticinaban gran igualdad, las papeletas que hubieran sido para IU, ERC - y en menor medida a CiU y PNV - se otorgan al PSOE.

* En Euskadi la participacíon ha caído más de 10 puntos respecto a los anteriores comicios. A los vascos no les dejan votar lo que desean, porque han ilegalizado formaciones políticas a causa de una supuesta y no demostrada apología del terrorismo. No es ilegal, en cambio, llevar a tu país a una guerra cuando el 90% de los ciudadanos ha expresado su negativa a hacerlo. Peculiar "democracia" española (democracia: gobierno del pueblo).


* Me temo que esa estúpida euforia - se han perdido las elecciones. ¿A qué viene esa alegría? - mostrada por los seguidores populares en la calle Génova impedirá una vez más la autocrítica en el PP, y tendremos gobierno socialista hasta 2016, otra legislatura más. En 2016 el PP ganará por fin, y con mayoría absoluta, sea quien sea el candidato. Más que nada porque los catalanes celebraremos nuestro referéndum en 2014, exactamente 300 años después de la derrota militar ante Felipe V de Borbón.

* Me ha impresionado la elegante tristeza en el balcón de la sede del PP de Elvira Fernández Balboa, la atractiva esposa de Mariano Rajoy, frente al no saber por donde salir de su marido. Elvira, la única persona que ha comparecido con expresión acorde con sus auténticos sentimientos. Me costará entender la sonrisa Profidén de Angel "Pinocho" Acebes - si hubieses ganado se te rompe la mandíbula, chaval -, y he echado de menos a Eduardo "rey del UVA" Zaplana. Tampoco estaban la Espe (cuyos excelentes resultados electores en Madrid le impiden darse cuenta de que en el resto de España no se comería una rosca), ni el Gallardón (el que ganará las elecciones de 2016, incluso sin depilarse las cejas ni actualizar sus gafas).






* Este país está pidiendo a gritos un partido de centro-derecha. Soy capaz de fundarlo yo mismo, ¡joder! Que el PP sea votado por un espectro tan amplio que va desde Jiménez Losantos hasta Gallardón no es bueno. El trío calaveras (Rajoy, Acebes, Zaplana) y su manager (Aznar) no ganará jamás las elecciones generales.

* La "niña de Rajoy" no se llama Victoria Esperanza. Se llama Dolores Angustias, y vota socialista. Y no es embustera. La campaña del PP ha sido un ejemplo de transferencia freudiana, abusando de la palabra "mentira". El único mentiroso que hay aquí es el señor Acebes, que si hubiese tenido un mínimo de dignidad, habría dimitido de su cargo 24 horas después del atentado de Madrid. Y si además de dignidad tuviese sentido estético, iría al cirujano maxilo-facial a corregirse ese rictus, ese papo infumable de de soy-el-niño-de-papá-novio-de-Laura-que-aguardare-hasta-el-matrimonio.

domingo, 9 de marzo de 2008

La Reina de Sidney en la cárcel

Marion Jones, la atleta que consiguió en Sidney 2000 3 medallas de oro ( 100 m, 200 m, 4 x 400 m) y 2 de bronce (longitud, 4 x 100), ingresó en una prisión de Texas el pasado viernes, para cumplir la pena de 6 meses de cárcel y 2 años de libertad condicional a la que ha sido condenada. Anteriormente ya le habían sido retiradas sus 5 medallas olímpicas y declarado nulos todas los premios y marcas logradas desde el año 2000.



Marion, valiente, has confesado, te has arrepentido, has pedido clemencia y no te ha sido concedida. Siempre tendrás mi simpatía y admiración. Un beso, Reina.


3 Misión a Júpiter

(del km 14 al 28)

Bien, afronto el segundo tercio del maratón, con el objetivo que cité anteriormente de correr a un ritmo más rápido, a 4’ 49”. En la peli, en esta parte mandan un cohete a Júpiter en busca del monolito. En mi carrera, “Júpiter” es el km 28, justamente la mayor distancia que he llegado a correr en un entrenamiento (lo hice 2 domingos antes de la maratón). Pero antes de llegar tan lejos tengo un primer objetivo y un premio moral. El Maratón cerca de mi casa, poco antes del avituallamiento del km 15. Allí van a estar viéndome algunos seres queridos.. Me quito los auriculares y les busco con la mirada, pero no les veo. Me alarmo un poco, pero enseguida oigo a mi izquierda un bocinazo futbolero, y enseguida escucho el grito de ánimo de Jesús. Sonrío la ocurrencia, veo a Jesús, Sara, Iria y José Manuel, y entonces Sara me saca esta magnífica foto, con pose a lo Ben Johnson entrando triunfal en la final de los 100
m de Seúl :-) Al otro lado de la calle, Paula y Erica, me están filmando en video :-)




Sonrío, agarro una botella del avituallamiento, miro hacia atrás y me despido.
A la izquierda Jesús me transmite a gritos los consejos de José Manuel: que ahora que hay una bajada hasta hospital de Sant Pau, aproveche para correr economizando energía, dejándome llevar. Así lo hago. Ahora va a llegar una parte muy bonita, acaso la que más, del recorrido: el trazado que discurre por la Avenida Gaudí entre el Hospital de Sant Pau y la Sagrada Familia. Además, es una bajada bastante pronunciada; el problema es que sólo se habilita la mitad derecha y hay bastante público, lo cual anima mucho pero dificulta mi progresión.





Bueno, ya está, ahora tomamos la calle Mallorca , hasta llegar a la Meridiana, que subiremos hasta Felipe II, para bajar por esta calle y cruzar el puente de Calatrava. Un poco más allá está el km 20. Los últimos 5 km los he completado a un ritmo de 4’ 46”, ¡magnífico! La media acumulada a este punto arroja un resultado de 4’ 59”. Bueno, la cosa mejora. Si consigo seguir este nuevo ritmo, fabuloso. El fallo ha sido que en lugar de tomarme mi segunda porción de carbohidratos en el km 19, que era lo previsto, lo hago antes, en el 18, con lo que me paso casi 2 kms con cierta necesidad de beber.

Un poco antes del km 18 tengo un contratiempo que me jode más: el iPod empieza a hacer cosas raras. Ya descubrí durante los entrenamientos que la funda de silicona donde está alojado, y que lo une a la banda de velcro con que lo sujeto al brazo, provoca un efecto de condensación. Hasta ahora ello ocasionaba un bloqueo de los controles; pero hoy el puñetero ha decidido pararse en seco. ¡Maldición! Se ha detenido mientras Morodo, este rasta madrileño que he descubierto hace poco, cantaba “Foxy ladies”.

Terrible, porque desde ese momento hasta el final de la carrera, me lo pasaré pendiente de las paradas del iPod, dándole al play una y otra vez. Curiosamente, la carrera la acabaré con la canción prevista, cuando en realidad se me tenía que haber quedado corta. O sea, que la “pájara” del iPod corrigió el error de mi lista, mira por donde…

Bueno, iPod lesionado, pero Antoni en plena forma. Mi cuerpo pilla marcha cuando suena uno de los temas que más caña me dan, el “Soundcheck jam” de Faithless con la magnífica voz de Maxi Jazz:


“ ‘cause I’m here to do work”, “you see, it’s not easy to be as funky as me”.

A todo esto, me siento bien físicamente y estoy contento porque a estas alturas podría haberse presentado alguna molestia y la verdad, no tengo quejas ni de mi rodilla izquierda, cuadríceps izquierdo ni, lo que más me preocupaba, los isquiotibiales derechos. Habla Sara Da Pin Up en "He sido mala":


“Y si hay pendientes... subiré con energía! seguro que algún día veo la cima, cuestión de días y de tomar medidas... ¡¡jodidas!!” “Si me das la mano... te meto en mi vida, si me das por culo... te veo a la salida”.

Las letras raperas, con esa chulería, esa arrogancia, me están animando muchísimo en esta carrera. En ocasiones no puedo evitar cantar yo encima, con lo que los corredores que van a mi lado, o el propio público, deben pensar que estoy chalado. Un maestro americano de ajedrez, Olaf Ulvestad, hizo célebre en su día la siguiente frase: "Para jugar al ajedrez no hace falta estar loco, pero ayuda". Lo mismo puede decirse de quienes corremos maratones, no lo dudéis :-)

Oh, estaba hablando de mis músculos... Sí, varias zonas me habían quedado algo tocadas después de la ½ maratón de hace 3 semanas. Pero ya pasamos por la torre Agbar, y pronto nos encaminaremos a una de las partes menos vistosas y más monótonas visualmente del recorrido, la Gran Via hasta llegar a la Rambla Prim, donde está situado el km 25. Pero antes le toca el turno a la sexy voz de la Mala Rodríguez en "Yo marco el minuto":

“Yo marco el minuto. Me hago tirabuzones con las bombas que me tiran los mamelucos. Y disfruto. Eso sí. Tengo lo que tú quieres. Ves, cómo lo sabia yo, tengo lo que tú quieres. . .”
En la siguiente canción sí que se me escapa recitar encima de los versos. " A jierro", también de la Mala María:

"ven mira lo que hago, como lo hago, como te saco, como te cato, como me gano el saldo, como me salgo, como lleno mi saco, te pongo a caldo sin calco, sin tacto... a jierro” “tú mientras bota al son ke te marca mi tempo”, “me dejo kerer y escucho olés! de batallones de fieras ke piden emociones!”, “marcando el paso con pisotones”, “llevarme los galones, ah! y ke me recen oraciones!”, “mantengo el estatus akí!, desde la calle!”, “cambia la situación pero no las atracciones , no cambia la sensación, sólo las pulsaciones”, ”sacándole jugo a todas mis extracciones, siempre buenos resultaos, siempre buenas actuaciones”.

¡Ay, la soberbia!! Uno de mis pecados capitales predilectos. Aquí los veis pintados por El Bosco, acaso mi pintor favorito:







Ya hemos dejado la torre Agbar, y nos metemos en la Gran Vía, que recorreremos hasta el km 25. Al empezar este tramo, adelanto a un tipo con muletas. Esta parte del recorrido me la hace muy llevadera el amigo Morodo y sus secuaces de la OZ, en "OZMAD21". Como la canción es larga, me acompaña durante 2 kms:
"Para fumar mi cañón, disfrutar del calor del sol, estar con my baby, transformarlo en canción”, “Soy un lion del Zion, vengo para tumbar a Babylon, manteniendo el mundo ahí dentro. Aclarando confusión, buscando en el corazón, pues la solución sabes que está en tu interior”, “Dominando el tempo una puta vez más, ¡si te digo que no para es que no va a parar!”, “Tan solo espero ser un buen rapero a vuestro alcance, y hacer que el rap anti-sistema avance en cada lance”, Hago acopio de la fuerza cimentada en el amor al valor propio, para no acabar vencido por el odio”, “mi barrio es mi cerebro, sus neuronas son la mafia”, “Mi filosofía de tranqui, pasando de Aznar, del rey y del imperio yanqui. Políticos acribillo con mi rap-a-pap-a-pancho, de noche con botes las paredes mancho. Ay, Manoli, mira lo que me han hecho! Mira Maritxu, mientras yo hincho el pecho”
Bajamos por la Rambla Prim. Estoy pensando en miccionar de nuevo, pero no veo un lugar decente para hacerlo, y tampoco aprieta tanto la necesidad. Lo más importante es estar bien hidratado y nutrido, como recitan mis amados Kraftwerk en "Vitamin":


“Kalium Kalzium Eisen Magnesium Mineral Biotin Zink Selen L-Carnitin Adrenalin Endorphin Elektrolyt Co-Enzym Carbo-Hydrat Protein A-B-C-D Vitamin”

Antes de llegar al final de esta parte del trayecto, con el sol ya brillando con fuerza sin ninguna nube a la vista, agradezco haber hecho caso a Paula que insistió en que usase protección solar. Escucho su voz decirme en "Espacio, tiempo, infinito":

“bésame entre tu almohada, que tu boca me gusta soñarla”

A lo que replica uno de mis raperos favoritos, es decir, yo mismo:

"I’m my own mother. I have no brother, I’m my own sister. I live trapped and confused in this century between the space and the skyline of a no-man’s-land”.

Y ya hemos llegado al final de la Rambla Prim, y con ello a un momento también ingrato, que espero que desaparezca del trazado en la siguiente edición. Porque desde allí se sube por la Diagonal hasta la calle Pere IV, donde está el km 28.Y en esa subida, que empieza algo más allá del km 26, ves a los corredores que están ya llegando al km 30. Resulta cruel.




Pero bueno, está sonando la Human League y Phil Oakey y su flequillazo canta en "Love Action" aquello tan bonito de:

"When you're in love you know you're in love, no matter what you try to do" , "I've had my hard times in the past, I've been a husband and a lover too"

Y ya estoy en el km 28. Por fin. Hito alcanzado en 2 horas y 18 minutos. Multiplico por 5 el km al que he llegado - como he venido haciendo durante toda la carrera", y me da 140. 2 horas y 18 son 138. O sea, que llevo dos minutos de "colchón" para acabar en 3:30:00. Bien. He corrido desde el km 15 al fortísimo ritmo de 4' 46" el km. A ver si consigo llegar al km 40 con ese "tempo" ... Desde el km 15 al 25 parece que he adelantado a 463 corredores.

Oh, aquí esta la track list que me ha acompañado desde el km 11. Desde el dub, raggamuffin´, dancehall hasta el tecno-pop, pasando por el imprescindible rap y hip-hop:

Km 11 al 28:

YELLOWMAN
Zungguzungguguzungguzeng


DILLINGER
* Ragnampiza

* Cokane in my brain

SEEED
* Danceholl Caballeros
* Riddim #1


DR. ISRAEL
* Pressure


MORODO
* Foxy ladies

FAITHLESS
* Soundcheck jam


SARA DA PIN UP
* He sido mala


MALA RODRÍGUEZ
* Yo marco el minuto
* A jierro


MORODO
* OZMAD21


KRAFTWERK
* Vitamin


NOSTROMO feat. PAULA VEIGA
* Espacio, tiempo, infinito

HUMAN LEAGUE
* Love Action (I believe in love)