MIS ULTIMOS 30 DIAS

My graph

VERDADES COMO PUÑOS

"Una mala carrera es un buen entreno". Nacho Cáceres


jueves, 25 de mayo de 2017

Mi plan de entrenamiento sub 3 horas para el Maratón Barcelona 2015

Me siento orgulloso de que mi modesto blog, que nació simplemente como un diario público de crónicas de mis carreras, haya sido de utilidad a algunos corredores que han encontrado aquí consejos que les han servido para la práctica del running. Sin duda, mi entrada más consultada ha sido Cómo correr un maratón en 3 horas y un minuto . Sí amigos, esto es puro SEM - Search Engine Marketing - : pon un título "comercial", y tendrás más visitas :-)

Fruto de esa entrada, ha recibido unos cuantos comentarios y más peticiones de consejos, que con mucho gusto he atendido. Hace unos días me han pedido que detallase el entreno que seguí para ese "famoso" maratón en 3:01 , y eso vamos a hacer. Por cierto, ante la lógica reacción "qué putada, por un minuto no es sub 3!" aclaro ya que el objetivo en la salida era de 3:03:03. Así que de putada, nada. Al revés, fue una carrera genial, casi 2 minutos menos que el tiempo objetivo, pocos pueden decir eso en un maratón; y conste para quien mi me conozca que soy muy preciso estimando marcas...

Bien, ahí va el plan, y luego vendrán las aclaraciones. Y si hacen falta más, las cubriremos en los comentarios. Como introducción, aclarar que este es un ciclo muy corto, realmente mínimo, de 12 semanas. En general me gustan los ciclos más largos de 15 a 20 semanas, pero este no podía ser más largo ya que había sólo 15 semanas desde el anterior maratón. La 3 primeras fueran de recuperación, y las siguientes 12 las del entreno específico. Curiosamente, mi mejor maratón ha sido aquel de ciclo más corto y menor recuperación, pero la verdad, no aconsejo a nadie disputar dos maratones a tope más cercanos; creo que 15-16 semanas es la mínima separación que debe haber. ¡Venga, al plan!








Vamos a explicar esos colorines y expresiones. Pero antes, es necesario decir que este ciclo de entrenamiento lo he adaptado basándome en dos planes de entrenamiento que adquirí en su día, diseñados por el grandioso coach americano Greg Mc Millan, mi gurú número 1 en este deporte. Para más información, consultad su web : https://www.mcmillanrunning.com/

Tenemos 3 tipos de entrenamiento, según el objetivo buscado:


* Endurance (Fortalecimiento):



 son entrenamientos realizados generalmente por debajo del 80-85% de la Frecuencia Cardíaca Máxima, que comportan un esfuerzo bajo y que nos proveen de base aeróbica. Tenemos 3 tipos:

   - Recovery Run (RR): trote de recuperación, por debajo del 70% de la FCM, cuyo objetivo es eliminar el lactato fruto de una competición o de un entreno fuerte. Habitualmente lo incluyo dos días después  de una competición, y el día después de la tirada larga

  - Easy Run (ER): la habitual carrera contínua suave, por debajo del 80% de la FCM, y quizá hasta el 85% hacia el final de la sesión

  - Long Run (LR): la imprescindible tirada larga del maratoniano. Las hacemos de dos tipos, que alternamos:

         - normal : acumulamos kilómetros a un ritmo suave, hasta 60" por km más lento que el ritmo objetivo de maratón. Idealmente, por debajo del 70% de la FCM. Esto último dice Mc Millan, pero yo confieso que me cuesta ir tan lento, así que hago estas tiradas al ritmo de la easy run, procurando eso sí no pasar del 80% de la FCM.

        - Fast Finish Long Run (FFLR): tirada larga que empezamos al ritmo normal, para al final promediar el ritmo objetivo de maratón: primeros kms algo más lentos, luego al ritmo maratón o más rápido, para acabar a ritmos de competición 10k y últimos 400 m al sprint, a tope.



* Stamina (Resistencia):



 sesiones en que estaremos entre el 82% y el 92% de nuestra FCM, con un esfuerzo medio-alto, y que nos hacen aumentar nuestra VO2 max y generar tolerancia al lactato. Siempre van precedidas y finalizadas con al menos 15' de calentamiento-enfriamiento (mi calentamiento típico consiste en trote por debajo del 70% de la FCM, y progresiones cortas realizadas a un ritmo ligeramente más rápido que el objetivo de la sesión). Las modalidades son:

   - Steady State Run (SSR): es una carrera contínua de ritmo vivo, que se corre a un ritmo de competición entre 1/2 maratón y 30k. El pulso estará entre el 83% y el 87% e la FCM. Dura entre 25 y 75 minutos (no creo haber pasado nunca de 45).

  - Tempo Run (TR): carrera contínua a ritmo muy rápido, entre 1/2 maratón y 10k (sin llegar a este último ritmo). El pulso puede llegar hasta el 90%, y dura entre 15 y 30 minutos. En este ciclo no lo he hecho, pero vienen muy bien como entreno de calidad en la semana de competición de 10k o 1/2 maratón (4 ó 5 días antes, porque es necesario recuperar).

  - Tempo Intervals (TI):  series largas, normalmente entre 8 y 15 minutos cada una, con recuperaciones al trote de entre 2 y 5 minutos, en el que el ritmo es algo más lento que el de competición 10k. El pulso puede llegar al 92%. Ejemplos típicos son las series de 2000, 2400, 3000, 3200

  - Cruise Intervals (CI): se asemejan a los Intervals de Jack Daniels (mi otro gran gurú del running). Consiste en series más cortas que las anteriores, de máximo 1600 metros, que se corren a ritmos de competición de 10k a algo más rápidas. Las recuperaciones son cortas, 2' máximo.  Las series son más cortas para evitar la generación de lactato. 400, 800, 1000, 1200, 1600 son las medidas habituales. 

- Fartlek: se trata de cambios de ritmo, en los que la velocidad no es tan importante como la sensación. Idealmente ha de haber tanto cambios de ritmo como de superficie o inclinación. Los tramos rápidos suelen durar de 1 a 5 minutos, y las recuperaciones el mismo tiempo o algo menos. Éstas se hacen a ritmo de carrera contínua suave, ritmo más vivo que el de recuperación de series, que es al trote. El Fartlek se suele utilizar al principio y al final de los ciclos de maratón. Sesiones típicas son: 10 series de 1' a ritmo de 10k con recuperación de 1', 8 x 2' 30" a ritmo 5k (recuperación 1' 30"), 5 x 5' a ritmo 1/2 maratón (recuperación 3')


* Speed (Velocidad) (AC):



 son los entrenamientos encaminados a adquirir velocidad de carrera y rapidez de piernas, lo que viene muy bien para sostener ritmos exigentes y finales de carrera. EL pulso estará entre el 90% y el 100%. El esfuerzo es máximo, por ello las recuperaciones son largas: la regla es recuperar el mismo tiempo que ha durado la serie, o la mitad de la distancia recorrida al trote. Habitualmente son múltiplos de 400 metros (la medida de una pista de atletismo): 400, 800, 1200, 1600. El ritmo estará entre competición de 3k y 5k. 

Para maratonianos, un entrenamiento típico - que en esta ocasión no incluí en el ciclo - son las llamadas "series Yasso": consiste en 8-10 series de 800 metros, con 400 de recuperación, que se corren al "ritmo objetivo" de maratón. Me explicaré: si tu objetivo en maratón es 2 horas 59 minutos, has de hacer cada serie en 2 minutos 59 segundos. Si es 3:15, en 3:15 minutos. Se utliza como predictor de marca de maratón, pero como suele suceder con este tipo de tests indirectos, si lo pasas no es garantía de marca, y si no lo pasas preocúpate un poco... Ah, Mc Millan considera que es muy optimista, y que el ritmo debería ser 5 segundos más rápido por serie (así que amigo candidato a sub 3 horas, intenta hacer cada serie en 2:54 ó 2:55).

* Sprint (ANC):

 no está incluido en el entreno de maratón, pero viene muy bien para un 10k, 5k o millas. Son series muy rápidas, habitualmente de 100 ó 200 metros - a veces más largas, hasta 600 m  - , corridas a ritmo de competición de entre milla y 800 metros, con recuperación completa, al trote o incluso andando, de entre una y 2 veces la distancia de la serie, o en tiempo, de 2 a 5 veces la duración de la serie. 

* Strides (Progresiones): 8-10 series de 20"-25", en los que empezamos a acelerar los primeros 5 segundos, estamos de 15" a 20" a un ritmo entre el de competición 5k y el de milla (nunca a tope), y los últimos 5" vamos frenando. Recuperamos al trote 1', para que la siguiente salga igual de limpia. Típico entreno de 2-3 días antes de competición (excepto maratón). También es muy conveniente hacer de 8 a 10 antes de competición de 5k,  6 -8 antes de 10k, y un par antes de 1/2 maratón. En las carreras populares, no suelo ver a casi nadie hacerlas, y es un error. La gente se queda en un trote, y para el cajón de salida. Mal, has calentado al 70% de la FCM, y dentro de unos minutos pondrás al corazón al 95%. Hay que "avisar". Con las progresiones elevamos el pulso, y "avisamos" a nuestro órgano amigo del tute que le espera...

* Competición: considero esencial disputar un medio maratón a tope de 3 a 5 semanas antes del Maratón. La marca obtenida nos indicará el ritmo objetivo de maratón. Si no es posible, habría que sustituirlo por una fast finish long run bastante larga. Digamos que 35k: los 16 primeros suaves, y los 19 últimos a ritmo promedio de maratón, de los cuales los últimos 3-5 a ritmo muy rápido (10k o menos). Hey, estoy pensando en objetivos sub 3 horas: Para marcas más modestas, 22-24 kms podrían bastar. Recordemos que ningún entreno debería ser más largo que el tiempo al que pensamos finalizar el maratón. Y en todo caso, nunca pasar de 3 horas y media, aunque pretendas hacer el maratón en más de 4 horas!

Dicho esto, a mí me gusta incluir unos cuantos medios maratones, porque a medida que la marca va mejorando también aumenta el nivel de confianza de cara al maratón. Pero 2 semanas antes ya no se compite; pasaría factura el día de maratón. Sólo conOzco una excepción de un corredor al que le salió bien; pero en mi opinión le salió bien A PESAR DE, no GRACIAS A. Lo que si funciona bien, como buen entreno de calidad, es correr un medio maratón a ritmo de maratón 2 semanas antes, como hice yo en este ciclo que relato. 

¿Me dejo algo? Sí, los cuadros en blanco son días de descanso total. Habitualmente, el día después de competición a tope. Luego hay trabajos de propiocepción y musculación, normalmente una sesión semanal. Las semanas 4 y 7 han sido de recuperación.En esas semanas, en lugar de los 5-6 días de entreno de running semanal, han sido sólo 4. Al bajar el kilometraje y la intensidad, se asimila el entreno realizado y se prepara uno para la siguiente semana. 

Quisiera destacar un entreno clave, que al salir bien me dio mucha confianza, a 2 semanas del maratón. Es duro, pero pude con él. Después de 3 kms de calentamiento, habia que correr:

5 km Tempo Run (ritmo de 1/2 maratón)
3 km Tempo Run (ritmo de 12k)
1,5 km Cruise Interval (ritmo de 10k y más rápido)

Recuperaciones de 3' 30" entre cada tramo. Un trabajo brutal, que salió bien y me subió la moral al máximo. 

Una nota muy importante: salvo alguna sesión en la que se prescribe correr a determinado ritmo de competición, se entrena sobre los ritmos asumidos, no sobre los objetivos. Es decir, que si te dicen que corras un fartlek a ritmo de competición 10k, lo tienes que hacer al ritmo de tu última marca en 10k o la equivalente de las calculadoras que hay por ahí. En todo caso, si se sigue un plan de Mc Millan o Jack Daniels, siempre que se compite se debe introducir el resultado en sus calculadoras para ver los nuevos ritmos de entrenamiento. 

Bien, pues suerte a los futuros maratonianos sub 3 horas que me hayáis leído. Quique, esta entrada va dedicada a tí, así que espero que te aproveche! :-)







lunes, 22 de mayo de 2017

Baño de Humildad

(Campionat de Catalunya 10 km en Ruta, Martorell, 23.04.2017)








Día de Sant Jordi,  hoy se va a producir mi debut como atleta federado, disputando en Martorell el Campeonato de Catalunya de 10 km en ruta. Además de la novedad de mi licencia federativa, será también mi primera carrera en Martorell. Ah, también estreno reloj, un magnífico SUUNTO Spartan Sport, después de que mi inseparable SUUNTO t3 expirara la semana pasada, tras darme servicio desde abril 2007, cuando empecé a correr.Viaje en Ferrocarriles Catalanes no demasiado largo, y la zona de carrera justo al lado de la estación, magnífico. Pista de atletismo al lado de la salida, que podrá utilizarse para el calentamiento. Todo perfectamente señalizado, recogida rápida del dorsal, amplios y numerosos vestuarios, taquillas – que al haber traído candado me ahorrarán pasar por guardarropa - duchas con temperatura graduable... En fin, organización perfecta.

Los federados dispondremos de dos privilegios: primer cajón de salida (sólo habrá dos, dado que es una carrera pequeña), y llevar impresa la senyera en los laterales del dorsal. Me parecen unos bonitos detalles. Estar en el primer cajón es impresionante, ya que además de los federados, sólo tienen derecho a ocuparlo los atletas masculinos con un sub 37’ acreditado, y las féminas sub 40’. Como jamás he conseguido, ni conseguiré, bajar siquiera de 39’, me parece un gran honor estar ahí. Lo del dorsal, además de la gracia estética, tendrá otra utilidad, que luego describiré.







 La carrera se va a celebrar  a doble vuelta sobre un circuito, obviamente homologado, que no es fácil, ya que presenta un par de repechos, uno de ellos de más de 600 metros, además de algún giro incómodo de 180º para cuadrar distancias. Después de saludar a algunos colegas, veo que Rafa Pérez lleva a sus espaldas la banderola de 40’. Así que nuestro incansable amigo, que la noche anterior ha corrido la Nocturna de L’Hospitalet 10k en un tiempo de 37' 34" – debo imaginar que a tope - , se presenta sin apenas dormir – o directamente, sin dormir – a llevarnos a  ese ritmo que yo pretendo, pero que me está costando recuperar , de a 4 el km.


Posando antes de calentar. Hoy me calzaré, como última competición antes de jubilarlas, mis ASICS Gel DS-Trainer 20 Marató Barcelona, modelo exclusivo que tan buen rendimiento me dio (foto de JJ Vico)


Rafa da algunas explicaciones del circuito y se va para atrás, situándose en una zona intermedia entre los que saldremos en el primer cajón, pegados a la línea de salida, y el resto de participantes. Mi objetivo en esta carrera es intentar sub 40', aunque sé que me va a resultar muy difícil. A lo que realmente aspiro es a  lograr un lugar de honor en mi categoría, M-50 (hombres de 50 a 54 años ) a pesar de que con mis 53, soy de los más veteranos dentro de ella.


Listos para la salida! He decidido, en este debut de mi reloj, poner el autolap automático, y así no andar como siempre pulsando el lap al ver cada cartel kilométrico. 


foto de JJ Vico


Poso después de salir, tras una curva de 90º, vendrá el primer repecho, corto y seguido de una buena bajada que permitirá recuperar. Al ser mi debut en este circuito, he estudiado con mucha atención los consejos de David en su Blog Maldito. El primer kilómetro lo paso en 3:56, y el segundo, tras la subida larga de 600 m, me sale en 4:13. Lo que más me gusta es que el reloj "ha clavado" los parciales marcados en la carrera.


foto de JJ Vico

A este punto ya estoy corriendo junto a Rafa Pérez, que para mi sorpresa no lleva consigo a la habitual nube de corredores que siguen a las liebres de tiempos redondos, tal como el 40'; van apenas 2 ó 3 corredores, y antes de llegar al km 4, me da la impresión de que estoy marchando a solas con él. En el km 3 tambíen mi reloj ha coincidido con la señalización. Antes de llegar al 4, Rafa advierte que al preparar el circuito, le pareció que  ese está mal señalizado. Ahí empiezo a perder fuelle, y al cruzar por primera vez la meta, 5 km, aunque según mi reloj estoy corriendo a un promedio de 4 el km, mi parcial es de 20:25. Con ello, queda totalmente descartado el intento de sub 40', y pongo ya mis cinco sentidos en el planteamiento táctico de la carrera, que ahora relataré... 


Acabando la primera vuelta al circuito (foto de JJ Vico)


Sí, esto es el Campeonato de Catalunya 10k, y por ello ya me planteé de salida la carrera de forma distinta. He estado pendiente de controlar a atletas con apariencia de edad parecida a la mía. Pero no todos ellos serán rivales directos, únicamente los federados. Así que en esta segunda vuelta, ya me he puesto un objetivo "visual", de dar caza a cierto corredor que tiene toda la pinta de ser de mi categoría, y federado. En mi ilusión, estaría dando caza al tercero, quizás el primero, y por tanto, accediendo al podio. Y es que la noche antes he tenido un sueño muy realista y muy bonito, y es que me veo sentado en una mesa con dos organizadores de la carrera, que me están diciendo: "Antoni, ets el campió de Catalunya", y a mí se me cae una lagrimita, o dos o tres, de emoción...

Así que sigo para adelante, aunque el calor de este día no ayuda, pero el hecho de estar más pendiente de otros corredores que del crono propio motiva. Cuando me pongo a la altura de algún corredor con pinta de veterano M-50, intento con algún disimulo mirar de reojo su dorsal, para ver si luce la senyera de los federados.

De esta forma llego al km 8, siguiendo a un corredor que estoy seguro es federado, con el plan de irle recortando, y a partir del km 9, dar un buen "hachazo" y pasarle con decisión. Antes he podido saludar, al cruzarme con él en el giro de 180º , a Miguel Nieto, crack " de la tercera edad" que sí se proclamará Campeón de Catalunya M-60, con un marcón de 39:38. Campeón de los federados y también de los populares. ¡Es más que justo rendirle homenaje!

Miguel Nieto, Campeón de Catalunya M-60 (foto de JJ Vico)


Volviendo a mí, voy "afilando el cuchillo", y poco después de llegar al 9, doy caña y paso al corredor que perseguía. Acelero un poquito más, y trato de aprovechar el perfil favorable en bajada hasta el final. Cruzo la meta en 41:02; no me preocupa no haber bajado siquiera de 41, ni el perfil ni el clima eran favorables, y hoy no se trataba de marca sino de rango. Y estoy contento de mi estrategia de carrera, así que todo perfecto.



foto de JJ Vico

Aún no están publicadas las clasificaciones, así que decido ir al vestuario a aplicarme gel post-competición en las piernas, darme una buena ducha, tomar mi almuerzo recuperador y esperar. Una vez hago esto, veo q están colgando las clasificaciones, tanto de la popular como de los federados. Veo que del campeonato de Catalunya sólo figuran los 5 primeros de cada categoría. Me asomo, esperando sin ninguna duda ver mi nombre en la lista de la categoría M-50. Es una pena que nadie me fotografiara en ese momento, porque me gustaría ver la cara que se me quedó: no sólo mi nombre no estaba entre esos 5 primeros, sino que de estos, todos ellos habían bajado holgadamente de 38', marca que yo jamás he conseguido, y ni por asomo conseguiré.

foto de JJ Vico


¡Menudo baño de realidad! Mi "grandiosa" estrategia competitiva era para batirme por las "medallas de chocolate", no por los puestos de honor. Y la desilusión no iba a a acabar ahí... Quería saber en qué posición había quedado, y tras dar varias vueltas por los alrededores y preguntar varias veces, por fin consigo dar con el "cuartel" donde estaba instalado Championchip. Entro para preguntarles por las listas de los federados, y soy despachado con poca - realmente ninguna - amabilidad por parte de Andreu Ballbé, director de Championchip, que me dice que ellos sólo están obligados a publicar los premios de la Federación, que ya tienen bastante ocn la cursa popular, y que el resto de clasificados se lo enviarán a la Federación el lunes.

foto de JJ Vico

No tengo ni fuerzas ni ganas de protestar. Es cierto que he llegado en un mal momento a su stand,, a punto de empezar las carreras infantiles,  sé que deben estar hartos de que carrera tras carrera se les acerquen corredores con mil y una cuestiones, pero no esperaba ese trato tan despectivo. En ese momento siento como si hubiera hecho el canelo federándome; la idea era sentirme especial como federado, y recibo justo el trato contrario: cualquier popular ya puede saber su clasificación al momento, y yo que he competido por el Campeonato de Catalunya, no tengo derecho a saberlo. No me parece justo.

foto de JJ Vico

Alzo el puño satisfecho, ignorante ante la enorme decepción que me aguarda un rato después (foto de JJ Vico)

Abandono triste el lugar de los hechos, después de felicitar a Jaume Leiva, el extraordinario atleta que se ha proclamado campeón en categoría absoluta. Días después, la federación publica las clasificaciones. He quedado octavo. Suena bien, pero sólo éramos 10 participantes en la categoría. A mí 

me gusta decir las cosas claras, como son.



Y entonces es cuando analizo y valoro los resultados. Yo aspiraba a un lugar de honor porque en las carreras populares, cuando la categoría en la que compito es 50-60, suelo quedar entre los 10 primeros, o incluso hacer podium ( Nou Barris 10k 2015, 1/2 Marató Colomenca 2017). Pero amigos, los federados son de otra pasta, incluso es posible que no compitan en demasiadas carreras populares. Además, si son federados, lo más probable es que hayan practicado atletismo desde su infancia o juventud. Y si así lo han hecho, también es muy probable que sean atletas de pista, aunque sean fondistas. Así, para estos veteranos, un 10k en ruta debe ser una versión de sus diez miles en pista que seguro han corrido por cientos. 


Manteniendo la sonrisa, a pesar de todo, tras conocer el resultado (foto de JJ Vico)

Estas reflexiones las hago porque la semana siguiente se disputa el Campeonato de Catalunya de Medio Maratón en Empúries. Lamentablemente no puedo participar por falta de apoyo logístico para trasladarme allí. En esa carrera probablemente habría logrado medalla, dadas mis marcas de referencia y los escasos participantes. El Medio Maratón no es una prueba oficial atlética, no es olímpica, así que refuerzo mi deducción de que no tengo nada qué hacer en una carrera de 10k, pero es posible que tenga acceso a lugares más altos en la clasificacíon en Maratón o Medio Maratón. 

Eso lo podremos comprabar dentro de unos meses. Ya he formalizado mi inscripción para el Maratón de Palma, que se celebra el 15 de octubre, y que será el Campeonato de España de Maratón de Veteranos. Mi objetivo, es - ahora debería decir era, tras el mazazo recibido - subir al podium en la categoría M-50. En Donosti 2014 hice un 16º puesto del total de categoría (federados y no federados). ¡Veremos! El 29 de mayo iniciaré el ciclo de 20 semanas de entrenamiento. De hecho, las 6 primeras semanas serán de trabajo mixto orientado tanto al maratón como a preparar un 5k (La Maquinista) y un 10k (Vila Olímpica, donde lucharé por conseguir un sub 40', que me subiría mucho la moral de conseguirlo); las 14 restantes no habrá otra cosa en mente que el maratón. En este ciclo, por fechas, habrá poca competición y mucha tirada larga; ¡esperemos que funcione!







lunes, 20 de marzo de 2017

Buen regreso a MI carrera, el Maratón (3:06:29)

(39ª Marató de Barcelona, 12.03.2017)




Dos años exactos después del último maratón, llega al fin el día soñado. Quedan aparcados aquellos temores, molestias... sobre las lesiones sufridas. Me gustaría escribir olvidados del todo, pero por desgracia siempre planea una especie de recuerdo en forma de  sombra negra cuando se ha sufrido una lesión larga.

Llego muy temprano a la zona de salida, más de una hora antes, para no revivir el caos que sufrí en 2015 (fruto de una mala elección del lugar destinado a guardarropa, y que creo que ya se soluciono el año pasado). Y allí, foto en el cartel del km 42.



¿Qué hago con esa pinta? Bien, hace 2 años Paula me preguntó si me apetecía que me pintara unos falsos tattoos en la calva para la marató. La verdad, la idea no me desagradó, pero la desheché porque no quería que una novedad de última hora de alguna manera me perjudicara. Pero este año le estuvimos dando vueltas días antes, y fuí yo el que pedí que me pintara. Como estamos viendo en modo maratón la serie Vikings, de ahí vino la inspiración de los tattoos, de los personajes de Floki y Ragnar Lodbrok:




Gustav Skarsgard como Floki



Travis Fimmel como Ragnar Lodbrok


 Y de ahí, Paula y su lápiz produjeron esta transformación en mi cabeza:







El único pero es que estas pinturas se efectuaban la noche del sábado; ¡no iba a ser tan cruel de hacer levantar a mi esposa para que me pintara antes de las 6 de la mañana! Procuré no moverme demasiado para no pringar la almohada, y por la mañana, osadamente - digo esto porque soy absolutamente torpe - me atreví a ponerme una calcomanía que venía que ni pintada para la ocasión: unas alas muy vikingas que rodeaban la frase slogan de ASICS en su última campaña: DON'T RUN, FLY 

No está mal para haberlo colocado yo solito. Incluso las alas torcidas quedan bien ;-)


La ropa ya estaba más que decidida, era la misma que lucí en la Mitja de BCN y la Maratest de Badalona. Finalmente me decidí a aparcar los calcetines largos de compresión suave, porque se preveía una alta humedad, y quería estar más fresco. Ah, añadí a mi indumentaria unos semi-manguitos de lycra que me preparó Paula, rendido a la evidencia de que ni aplicándome kilos de vaselina evito quemaduras en la cara interna del bíceps por el roce con la camiseta.

Sin la capitana de mi alma yo sería un pirata errante, sin rumbo



 Las zapatillas también estaban estrenadas y testadas en las carreras mencionadas. Unas ASICS Gel DS Trainer NC 21, versión neutra de este exitoso y ya longevo modelo de competición-entrenamiento de ASICS. 248 gramos de peso, que la hacen adecuada sobre todo para ritmos entre 4:30 y 4 el km. Corredores ligeros, por debajo de 75 kgs, la pueden utilizar incluso de entrenamiento. Yo la estoy destinando a competiciones y entrenos de calidad, para las tiradas largas prefiero las Nimbus. Estoy contento con estas DS Trainer, gentileza de ASICS, que me facilitó un modelo "Not For Sale" ( a mí estas cosas me gustan, lo confieso). ASICS, como ha venido haciendo en los últimos maratones de BCN, sacó a la venta recientemente un modelo específico para Barcelona 2017, en edición limitada. Una zapatilla bonita, pero algo menos ligera que la DS Trainer, y con un drop aparentemente más largo.


A mí me gusta la DS Trainer, esa sensación de golep con el asfalto en bajada, que si das caña hace que la gente se gire y todo, porque es ruidosa. Parece que no esté amortiguada, pero la verdad es que sí vas bien protegido. Desde la discontinuación de la Sky Speed, la Trainer esta ha sido mi zapatilla de competición para maratón y medio maratón. Incluso para 10k, aunque para esta última prueba prefiero ir algo más ligero. O prefería, porque ahora soy más precavido y temo no ir bien amortiguado con una zapatilla más ligera...



La flamante ASICS Gel DS Trainer NC 21. Ya está en el mercado la 22


Bien, quienes me leyeran la anterior entrada saben que he decidido un objetivo para este maratón de 3:02:49. Un objetivo realmente ambicioso, que supondría segunda marca personal de realizarlo. Con la secreta esperanza de , si me es posible apretar hacia el final de la carrera, conseguir marca personal. Pero ese sueño se había difuminado a lo largo de la semana previo, y queda desmontado definitivamente cuando veo que las previsiones meteorológicas no van a ser favorables a nuestros intereses: temperaturas entre 14ª y 17º, con humedad relativa de más del 70%. Esa funesta combinación - que ya se dio 4 semanas antes en la Mitja BCN - producía un handicap para mi objetivo de 40"-60", siendo optimistas.

 Entro muy temprano en el cajón de salida, a falta de algo mejor que hacer. Quiero disfrutar de esas sensaciones previas a la salida de un maratón, saborearlo. Llevo puesto mi habitual chubasquero desechable, pero la verdad es que mucho antes de la salida ya me lo quito, no hace ninguna falta. y de hecho, hace tanto calor que esa lluvia de camisetas viejas que se produce instantes antes de la salida de un maratón, aquí brilla por su ausencia. Finalmente me he dejado la cinta pectoral del pulsímetro en el guardarropa. Lo doy por bueno. Como días antes dudaba si usarla o no, pienso que el destino ha decidido que no la llevara. En mi último maratón corrí sin ella, por comodidad, y me fue perfectamente. Pero hoy la verdad es que, visto lo que narraré a lo largo de esta crónica, me habría ayudado.


Por fin empezaron a llegar colegas: veo pasar a Rafa Pérez hacia la parte delantera del cajón, viena a saludarme David Jiménez de Blog Maldito - le envidio su delgadez; el cabrón debe pesar 67 kilos como mucho -, y charlo con Noé Cárdenas, un lector de mi blog que me dice algo que me parece entrañable: "he creido reconocerte, pero no te he saludado pensando que estarás saturado de saludar a tanta gente". Noé, amigo, te agradezco tu cariño, pero como te dije, me leéis cuatro gatos - ahora bien, sois unos gatos muy veloces - . Veo que Noé lleva, como yo, una pulsera con tiempos de paso, y veo que pretende 3:05, él y dos colegas más. Llega Enric Ribera, sorprendido por mi look, y sabiendo lo ambicioso que es y que no está en su mejor momento atlético, le sugiero salir con Noé y compañía a ritmo de 3:05. Sí, Noé, gracias a tí decido aplicarme handicap al objetivo, y ser prudente. Pienso, sumaré 30" más por cada 10 km en mi pulsera de tiempos.  Esto no es corriente, fastidia mucho tener que reducir las aspiraciones en la linea de salida después de haber estado entrenando 3 ó 4 meses. Pero el maratón es así... 



Enric en principio me dice que sí, pero se va para adelante al ver a David Prats. Me alegro mucho de ver a David en la salida, ya que había tenido problemas recientes, que por ejemplo le impidieron participar en la Maratest de Badalona estando inscrito. Sé que Enric es ambicioso y luchador, así que me imagino que saldrá fuerte. Pero insisto, el día no está para hazañas, como luego explicaré. De hecho, mi sensación es de que vamos a tomar la salida en una carrera primaveral; el tiempo sería agradable para un 5k o un 10k, pero maratón... Así lo comento a Noé y compañía, poco antes del pistoletazo de salida.


Me habré vuelto un tío duro, pensaba que me iba a emocionar más, después de 2 años sin maratones. Nunca olvidaré la salida de mi primer maratón, en BCN 2008, mientras por mis cascos sonaba "Philistines" de Gregory Isaacs, y veía todos aquellos espectadores en el centro de la Plaza España. agitando banderas de decenas de países.


Salimos, pero no veo a Noé, y ya no le veré en toda la carrera. Salgo tan controlado que el primer km lo hago en 4:42! (mi ritmo promedio objetivo para hoy es 4:23). No pasa nada, la experiencia me permite controlar la ansiedad; otros años me habría puesto a acelerar para recuperar de inmediato... No es necesario. Incremento el ritmo, y no dejo de disfrutar del ambientazo y la "gentada" que hay en el barrio de Sants. Parece que hayan bajado todos a la calle, no cabe ni un alfiler. ¡Mola!



Voy ajustando los ritmos, a 4:20 - 4:21, y finalmente llego al km 5 en 22:08. Está bien, son 15" segundos más de los previsto en mi pulsera. Es correcto, quiero añadir 30" cada 10". Poco antes pillo a David Prats, y charlamos un poco. Nos deseamos suerte. Me alegra ver en la clasificación final que David ha corrido con cabeza, y pesar de acreditar sub 3h, hoy ha sabido conformarse con su estado actual, y firma un buen 3:10:57 con un ligero split positivo. Bé, David!



David Prats, a la izquierda,  llegando a la recta de meta (Marathon-Photos)

Este ha sido mi primer encuentro, habrá más (lamentablemente). Oh, confieso que este año se me hace algo incómodo el sube-baja por Les Corts. No corro del todo suelto, la verdad. Aquí no hay mucho historia que contar, llego al km 10 en 43:47, cuando podía (debía) hacerlo en 43:56. Pero bueno, he estabilizado los ritmos, he ido entre 4:23 y 4:24, está bien. Poco antes de llegar al km 12, después de ese baño de animación que supone la gente agolpada en Tarragona y Diputació - ¡cuánto público ha ganado este maratón! Ahora hay que poner vallas para el público en esos tramos - me sucede algo desagradable y extraño. Tomando la curva en Vilamarí para entrar en Gran Via, me pasa al lado, golpeándome, un corredor. Me sorprende, porque en ese punto yo estaba corriendo solo, sin nadie al lado, y había un montón de espacio. Otro corredor enfadado le grita "Tú eres tonto" y, yo me animo y grito "¡Este tío es gilipollas! ¿Por qué me pasa al lado?". tentado estoy de seguirle y afearle su conducta. Hay algo raro. El tío, de aspecto magrebí, lleva calcetines de compresión. Hasta aquí, todo es muy maratoniano. Pero de rodillas para abajo, no tanto: ¡piratas no deportivos y camisa de manga larga! Lleva un dorsal, eso sí. Creo que es un piratilla que se ha colado en la carrera, haciendo el loco. Por suerte, me olvido de él. Enfadarse en un maratón no es bueno.


Poco después de pasar el km 12. El maquillaje vikingo parece intacto  (foto de La Bolsa del Corredor)

Nos vamos a la gran Vía, un buen lugar para regular el ritmo, la eterna subidita por Paseo de Gracia, y al km 15 en 1:05:54. Según mi plan de sumar 30" cada 10 km a mi objetivo original, debía haber llegado en 1:05:44. Está bien, 10 segunditos de nada. Justo en el 16 están mis niñas, a las que les cojo las gafas de sol, porque parece que a partir de ahora harán falta. 


Bajadita balsámica por delante de la Sagrada Familia (foto de Marathon-Photos)


En la calle València saludo  a un corredor que lleva una camiseta de la C.A. Moaña. Le pregunto si es de allí, y me dice que sí. Le revelo mis veraneos habituales en la vecina Cangas, y las ganas que tengo de volver a entrenar por allí. Me revela que trabaja de camarero en el Merendero de la Mari, magnífico restaurante marinero de BCN. Pues iré a verte allí, amigo, a que me pongas una de esas paellas de las que tanto me privo y que tan bien hacéis.

Ya en Meridiana, subiendo allí veo a mi cuñada Sara, mi cuñado Jesús y mi sobrino Jesusito. Pena que el pequeño no me mire, en el momento en que paso algo capta su atención. Este sobrino que apenas tiene un añito es un auténtico maratoniano campeón, un verdadero crack, es el prematuro de menos semanas de gestación que ha pasado por la Clínica Dexeus. Un luchador desde el instante en que nació, así que no me extrañaría nada dentro de unos años verle correr esta prueba.

Llego al km 20 en 1:27:45, 19" más tarde de lo previsto, pero sigo dándolo por bueno.  Al medio maratón en 1:32:35, frente al objetivo de 1:32:26. Es más que aceptable. La carrera está yendo bien , y ya he encontrado la comodidad. A mi cuñado Jesús, ya en la bajada por Meridiana, le indico que los tiempo de paso que le facilité debe sumar entre 1 y 2 minutos (él no sabe que he ajustado mi objetivo en la salida).

Pronto llega uno de los tramos más odiadado de la Marató, la parte de Gran Vía en que a veces hay viento, pocas veces gente y si no estás bien, empiezan a aparecer problemas que niegas. Yo estoy rodando bien, y llego al km 25, justo cuando se inicia la larga bajada de más de 1 km por Rambla Prim, en 1:49:23. Me he desviado un pelín del objetivo, pero voy holgadamente bien para bajar de 3:05. 


Empezando el largo descenso por Rambla Prim. A mi lado Bernat Gisbert, un debutante en maratón que no conocía, con el que charlé instantes después (foto capturada de un vídeo de Zurich Marató Barcelona)


Un avituallamiento a 100 metros, donde me toca administrarme un gel ( el plan ha sido el habitual: 15 minutos antes de la salida, y luego en los kms 5, 15, 25 y 35). Un joven atleta senior a mi izquierda me pide agua, porque no ha podido abastecerse. Nos vamos pasando la botellita y comentamos la jugada. Primer maratón para él, con objetivo ambicioso de 3:05. Nos animamos mútuamente y nos damos la mano. Finalmente Bernat veo que acaba en 3:08:43. Està molt bé, noi, com a primer marató! Segur que al següent ja baixes de 3 hores, no ho dubto.

Llegamos al 26, inicio del ligero sube-baja por Diagonal hasta la torre Agbar, uno de los tramos con menos fans del maratón. Además, si no estás bien aquí suele empezar a notarse. Veo, para mi sorpresa a mi cuñado Jesús, a lomos de su bici, yendo por la acera en paralelo a mí. Mola. Poco después, paso a un corredor que lleva en la espalda de su camiseta el nombre de Stradford-Upon-Avon. Recordando el lugar de nacimiento del genio de las letras animo a este corredor al grito de "Go Shakespeare!". Nos deseamos suerte.

Pasado el km 27 tengo otra sorpresa, no del todo inesperada, pero sí desagradable. Veo que atrapo a Enric Ribera, que ha salido demasiado animado, y ahora lo estará pagando. No soy nadie para dar consejos que no me han pedido, y menos a un atleta de tanta experiencia y calidad como Enric, pero creo que a mí me gustaría que un amigo me dijera unas palabras cariñosas cuando paso un mal momento. Así que le pregunto como está, y le sugiero que recupere. Y sigo hacia adelante. Enric es el primer sub 2:55 al que hoy superaré...



Enric Ribera en recta de meta. Acaba en 3:12:32, una buena marca, lamentablemente conseguida con sufrimiento. Seguro que Enric hubiera podido mejorarla mucho de haber sido más prudente


Bajando ya por Meridiana, me desboco un poco. Recuerdo lo que pasó hace dos años, que llegué al km 30 sintiéndome super fuerte, y capaz de apretar el ritmo y pulverizar mi marca personal, como así fue. Pero esta vez, señores, ME HE SOBRADO. Y como diría mi hija mayor, el karma te lo devuelve. Me he sobrado, porque una cosa es sentirte bien, acelerar y pasar a decenas de corredores, lo que es legítimo, y otra es proclamar a los cuatro vientos lo bien que va uno. Así que poco después de pedirle a mi cuñado que se quede mis gafas de sol, que ya está el día muy nublado, le pregunto si lleva velocímetro. Ante su respuesta afirmativa, le pido que cuando yo le avise, que me marque ritmo de 14 km/h, o 13,9 km/h. Son ritmos de 4:17 - 4:19 /km. No son descabellados, son los previstos inicialmente. Pero la sobrada, aparte de la ambición, es que esta conversación tiene lugar a distancia, y por tanto en voz alta, y me parece que no debe ser agradable que, cuando estás en un mal momento, venga un tío con los ojos y la calva pintada - un servidor -  a vacilarte del acelerón que va a pegar. Así que pido disculpas públicamente por mi actitud soberbia, impropia de un atleta de fondo. Pero como veréis en las siguientes lineas, el karma me dio poco después un recadito...



Por mi cara, aún parece un buen momento de la carrera, aunque está tomada después del km 30 (Marathón Photos)

Hasta el  km 32 la cosa va saliendo, y al llegar allí , me despido de mi cuñado con aquello que siempre digo: "se acabó el calentamiento, ¡ahora empieza el maratón". Hacia el 33 tengo otro encuentro indeseado: alcanzo a Rafa Pérez, que intuyo ha salido a por un sub 3h más o menos holgado - su marca está en 2:55 - y se ha pegado un murazo. Como me ha pasado antes con Enric, quiero dedicarle unas palabras cariñosas, y le digo que no mire el reloj, que pase. Rafa es fuerte mentalmente, y creo que supo sufrir lo que le tocó, que fue bastante. Segundo "cadáver" recogido. Y la verdad, es triste. Porque siempre digo que en una maratón es triste recoger cadáveres, pero a la vez supone la constatación de que la nuestra ha sido la estrategia correcta. Pero ay, si el que recoges es el de alguien que es tu amigo, o compañero, ya no es lo mismo...


Rafa Pérez, otra víctima del muro (3:14:25, para un atleta de 2:55). Es envidiable esa actitud de llegar a la recta de meta sonriente, después del calvario que tuvo que pasar (Marathon Photos)

Poco después de Rafa, supero a una joven atleta danesa de categoría senior. No la conocía, obviamente, pero merece ser mencionada por varios motivos. Llego al avituallamiento del 35 necesitado de energía, ya que desde el 33 estoy en parciales entre 4:27 y 4:31; bueno, el último me ha salido a 4:26, pero no era lo proyectado. Llego aquí en 2.33:01, y el objetivo era de 2:32:17. Aún podría bajar de 3:05, puesto que el objetivo era 3:02:38 + 2' = 3:04:38. Hay un colchoncito, pero empezarán a fallar las fuerzas...

Delante de la Ciutadella están de nuevo mis nenas, a las que les lanzo mis manguitos, y rechazo el gel que me tiende Erica, pues ya he cogido uno en el avituallamiento. Y ahí me despido de mi gran equipo logístico.

Erica, Jesús e Iria (foto de Paula M. Veiga)


Me encamino al Arco de Triunfo, y ahí empiezo a ser consciente de que estoy flaqueando, ya que en esa subidita ya me pasa algún corredor. Hoy el público ha estado fantástico en todos los puntos, pero yo ahora necesito más apoyo que nunca. Así que poco antes de pasar bajo el Arco, donde se agolpa la mayoría de espectadores, alzo mis brazos reclamando ánimos, y grito, como he hecho en algún maratón: "Dónde está, no se vé, la afición de los culés", y la respuesta es inmediata :-) Eso me da un subidón, pero instantes después, un consiguiente bajón, y es que estoy hecho polvo. He pagado mi inconsciencia, y empiezo a acordarme de que si hubiera llevado el pulsímetro, no me habría animado tanto kilómetros antes. En mi plan de carrera estaba empezar a apretar, si me veía con fuerzas , en el 35, y justo es en el 35 cuando he empezado a decaer... En la curva para encarar Ronda Sant Pere, me pasa la atleta danesa de que hablaba antes; es la constatación de que mi estrategia ha fallado.



Resoplando, mientras Julie Tarp se dispone a adelantarme (Marathon Photos)

Y ahora empieza un pequeño calvario de poco más de 5 kms. Me da rabia, porque después del último maratón me había prometido no volver a sufrir inútilmente, y disfrutar de esta parte final del maratón. Porque desde Plaza Catalunya hasta el final SE DEBE DISFRUTAR. Una vez más el exceso de ambición me impide llevarme esa sensación. "Consejos vendo que para mí no tengo". Ese soy yo. Escasos días antes del maratón, en el Blog Maldito le aconseje a un corredor que dudaba de su objetivo que saliera a determinado ritmo y, si se veía bien, le diera caña a partir del 35. Pero yo he empezado a apretar antes del 30... Y llego al 37 en un parcial de 4:37. Eso es un fade como la copa de un pino...

Bajo por Portal de l'Angel y Via Laietana,  intentando recuperarme, pero estos tramos se me hacen cortos esos tramos porque necesito rehacerme. Al girar en Correos, tercera "víctima": Pedro López, el fino atleta del C.A. Running, abonado al sub 3h, 2 semanas antes Mitja de Gavà con la liebre de 1:24 corriendo cómodo, hoy pincha. Hablamos un poco, me comenta que va jodido de los gemelos desde hace kms, le doy ánimos.


Pedro López, que a pesar de sus problemas finaliza con una buena marca, 3:07:12





La bajada me ha sentado bien, pero llego al 39 en 4:47, y al 40, el inicio de la escalada a los infiernos, en 4:44. Aquí me planto en 2:55:55 y, por tanto, queda difunto definitivamente el objetivo sub 3:05. Ahora inmediatamente me pongo otro, conseguir mi tercera mejor marca, y mi segunda mejor en este maratón. Para ello hay que bajar de 3:07.

Julie Tarp, la danesa de la que he hablado antes. Magnífica marca (3:04:16)  y posición (10ª de su categoría) para esta joven atleta que corre el maratón en un casi simétrico split



Pasando el km 40, antes de iniciar la subida al Paral.el (foto capturada de un video de Zurich Marató Barcelona)


Inicio el ascenso al Paral.lel, que tan glorioso fue hace 2 años, pero que en esta ocasión se va a parecer más al de 2013... Por suerte no aparecen calambres ni problemas. Saco el espíritu luchador que me caracteriza, y al km 41 en 4:48. Es muy aceptable. Carlos Ala, triatleta de élite que fue mi quiromasajista, me dijo en una ocasión algo muy sabio y que he comprobado, por desgracia, que es cierto: "cuando petas, te pones al ritmo al que haces carrera contínua". Tiene su lógica, el cuerpo busca descanso, comodidad, y lo más que acepta es el ritmo de tu tirada larga o tu easy run. Recordando eso, lucho para que mi ritmo no supere los 5:00 /km, que es al ritmo al que suelo hacer las tiradas largas.




El suplicio del Paral.lel es que ves el arco al fondo, y parece que nunca puedas llegar. Era mucho más agradable llegar por Sepúlveda, como hace unos años. Además, era bonito pasar por el Mercat de Sant Antoni. Pero aquí estamos, vamos a por el 42.

Obsérvense mis dientes apretados, dándolo todo (foto de La Bola del Corredor)


El público del Paral.lel es una pasada. Me recuerdan a los espectadores de un equipo modesto de fútbol cuando juegan contra un grande. Esos ánimos, por tu nombre, sientan superbien, son combustible. Siempre he estado agradecido a voluntarios y público, pero este año se han salido. Y he sentido  una cosa nueva: Barcelona empieza a ser consciente de que la Marató le pertenece, es algo suyo. Está muy bien que se "vasquice" el público. Aúpa!


Sufriendo en recta de meta (foto de Zurich Marató Barcelona)

Levanto los brazos una y otra vez para recibir los ánimos del público. Maravillosos, responden como un resorte. La gente quiere a los maratonianos, ¡mola! Al fin, la dichosa esquina del km 42, he llegado en parcial de 4:52. El orgullo se ha impuesto, nunca por encima de 5:00 /km. Y ahora la recta de meta. Y olvido ese gran consejo de disfrutarla toda ella, y la empiezo con dientes apretados. Pero cuando por fin va a ser mía, aparece la sonrisa, y contenida alegría. Y la verdad, tras cruzar la meta siento más alivio que felicidad. Lo he llegado a pasar mal, sí.




Acabo en 3:06:29. Mi tercera mejor marca de todos los tiempos, mi segunda mejor marca en BCN y, esto es significativo, la mejor marca que, al conseguirla, no ha supuesto mejor marca personal. He sufrido, pero podía haber sido peor. Suerte que la prudencia en el cajón de salida me llevó a moderar mi objetivo inicial. Desde el km 25 he ganado 313 posiciones absolutas, que es una exageración. No sé como ha ido en el 25, 30, 35, 40, porque mi dorsal chip ha fallado en todos esos puntos (¡nota muy negativa! Si llega a fallar en meta qué, ¿me quedo sin tiempo real ni clasificación?). Esas 313 posiciones ganadas desde el km 25 hasta meta implica que he pasado a 18 atletas cada km, una auténtica barbaridad. 










Cito ahora a algunos amigos como Noé, que finalmente me temo que pincha y se va a 3:16:22. Claro que este hombre había firmado en Sevilla hace un mes un 3:05, así que lo que ha pagado es el esfuerzo ( y, como suele suceder, un medio maratón inicial demasiado rápido).

Noé Cárdenas


David Jiménez, el autor de Blog Maldito, hace una buena carrera. Buscaba el sub 3h, sabiendo que era muy difícil esta vez. Creo que lo hubiera conseguido con otra estrategia, porque pasó la primera media demasiado de prisa (1:28:46). En todo caso, no cabe hablar de muro en su caso, pero sí de una hostia algo superior a la que yo he sufrido, al menos según los números. Mi split positivo se ha traducido en correr 4 segundos por km más rápida la primera parte de la prueba, y en el caso de David la diferencia es de 13 segundos. Pero el tío ha sabido sufrir y, de hecho, a pesar del evidente fade de la segunda parte a partir del km 30, aún así ha ganado posiciones relativas desde la primera mitad. Eso me hace pensar que ha habido decenas de corredores que han intentado sub 3 y se han pegado un mazazo de aúpa.

David Jiménez, entrando en recta de meta, con un magnífico tiempo de 3:01:49 


Todas esas historias que he narrado de compañeros fallando, algunos estrepitosamente, en sus intentos de sub 3h, o sub 3:05 - me incluyo - no tiene más que una explicación: todo el mundo ha sobrestimado sus posibilidades en el día de hoy. Había que aplicarse handicap por temperatura-humedad. Todo el mundo se ha equivocado; yo también, pero el que menos de los mencionados. Por eso yo he recibido un golpecito leve, David un cachete, y el resto de colegas, una hostia considerable. 



Manuela entrando en meta


Hago mención especial a Manuela Villoldo, que en su debut en maratón, no siendo ya una jovencita, firma un 4:26:07. Muy grande, tantos años sacando fotos, yendo a animar a su pareja Oriol y los amigos de éste, y Manuela da el salto "al otro lado de la valla" para firmar este su primer maratón con un espléndido tiempo. L'enhorabona!


video
Video editado por XDIAMONDSTAR (nombre de guerra de mi hija menor)



Beaches & Deserts... La letra de esta canción me hace pensar en lo que es el maratón para mí:

Beaches and deserts where you take me
Beaches and deserts where you take me
From low to high
From wet to dry
Beaches and deserts where you break me
Beaches and deserts where you break me
From safe to sound
From lost to found
And I love these extremes of you
Don't wake up without dreams of you
Here on the edge of you
Is where I will live
Beaches and deserts where you leave me
Beaches and deserts where you leave me
Beaches and deserts where you grieve me
From good to bad
From happy to sad
And I love these extremes of you
Don't wake up without dreams of you
Here on the edge of you
Is where I will live
Here on the edge of you
Is where I will live forever
I will live forever
Here on the edge of you
Is where I will live forever
I will live forever
I will live forever

(Wendy Page, para A Guy Called Gerald)


Sí , playas y desiertos... Y en ese filo es donde viviré para siempre :-)

Y ahora, mi resumen: estoy contento de haber vuelto a correr un maratón 2 años después: ha sido una auténtica travesía del desierto salpicada con dudas, temores... Esta es mi carrera, y por fin he vuelto a ella. Y siempre , siempre, se aprende algo. En esta ocasión, que llegar al km 30 fresco no es garantía de llegar a la meta en las mismas condiciones. En mi cabeza tenía como referencia mi maratón de 2015; pensaba que todo iba a a ser igual que entonces, pero no ha sido así del todo. Me he perdido aquella maravillosa sensación de llegar a tope, disfrutando de cada metro final de carrera desde el km 32. La Marató de BCN, desde Plaza Catalunya hasta el final, tiene un recorrido tan chulo que no vale la pena perderse esas sensaciones mágicas por una mala estrategia. Aunque la verdad, no ha sido tan grave. 

Pero sí me llevo una lección: si manejas una serie de test predictivos de marca, quédate con el más pesimista. En mi caso, el resultado en la Mitja de BCN me pronosticaba 3:04:51. Si a eso le aplicaba un handicap de 2', el objetivo habría sido de 3:06:51. Seguramente con ese ritmo algo más conservador me habría sido posible dar caña a partir del 30 y no desfallecer. La marca final habría sido parecida, no mucho mejor, pero sí conseguida de forma mucho más eficaz y satisfactoria. 

Ah, el otro error: en momentos de duda sobre mi estado de forma, el pulsímetro es importante. Seguramente iba ya muy subido de pulso en los kms previos al 30, y al no tener la información me animé demasiado.

Y hasta aquí la crónica de este maratón. El siguiente será en otoño. ya iremos revelando dónde :-)


Con la bien ganada medalla. Por cierto, microletra: hacen falta gafas para leer nombre y marca